Marta Pascal y Marta Rovira, Coordinadora del partido independentista de centroderecha PdeCAT y Secretaria General de Esquerra Republicana, respectivamente y después de haber declarado como imputadas de un posible delito de rebelión en el proceso secesionista catalán y ante el Juez del Tribunal Supremo Pablo Llanera, ha decidido dejarlas en libertad, con la diferencia que Rovira deberá pagar una fianza de 60.000 euros y Pascal sin medida cautelar alguna.

En el caso de Rovira, ha sido señalada en los informes de la Guardia Civil, como pieza clave en la organización del referéndum del 1 de octubre. Por lo que la acusación popular había solicitado prisión preventiva, no obstante, la decisión del juez se inclinó hacia la petición de la Fiscalía, de que continuara en libertad.

En la declaración de Rovira con una duración aproximada dos horas, indicó ante el Juez que el día de la celebración del referéndum, trató de impedir que las elecciones se llevaran a cabo debido a la violencia desatada por parte de los cuerpos policiales, pero los partidos independentistas y Carles Puigdemont se cerraron a esa posibilidad. En la comparecencia Rovira no accedió a responder a las preguntas por parte de la acusación popular de Vox.

Libertad para las líderes independentistas Rovira y Pascal por parte del Juez del Tribunal Supremo

La secretaria general del Esquerra Republicana aseguró en su declaración, que ella había suscrito en nombre de su partido la hoja de ruta hacia la declaración de la independencia, en el caso de que las fuerzas soberanistas triunfaran por mayoría en el Parlamento, igualmente trató de asistir a las reuniones convocadas por Puigdemont y negó rotundamente haber sido protagonista en la organización del referéndum, asegurando que la declaración de la independencia solo tenía incidencia política y no vinculante.

En cuanto a la situación de Marta Pascal, ha quedado en libertad sin medidas cautelares, ya que esta fue muy poco mencionada en uno de los informes de la Guardia Civil, por lo que ni la acusación popular ni la Fiscalía solicitaron ningún tipo de medidas, ya que las averiguaciones consideraron que su actuación en la celebración del referéndum, tuvo una menor participación.

La declaración de Pascal ante el Juez coincidió en algunos aspectos con lo declarado por Rovira, especialmente en lo que respecta a la Declaración Unilateral de Independencia, que solo representaba un movimiento simbólico, una declaración de propósitos de cómo debe ser un futuro político, sin efectos jurídicos. Igualmente aseguró, no haber estado de acuerdo con la violencia suscitada el día del referéndum.

En sus declaraciones, ambas líderes votaron en los comicios del primero de octubre y negaron tener conocimiento del documento Enfocats, una supuesta hoja de ruta hacia la independencia intervenida a José Jové.