De los 23.700 asientos que hoy día tiene la Plaza de Toros de Las Ventas, esta perderá entre 2.000 y 2.500 dadas las obras de reformas que están previstas.

La Comunidad de Madrid será la responsable de las reformas en Las Ventas con el fin de adecuar sus instalaciones a las normas de seguridad vigentes y funciones de multiusos, lo cual pasa entre otras cosas por disminuir la cantidad de asientos.

Las reformas aun no tienen una fecha específica de inicio y aunque se estima que pudieran comenzar para el segundo semestre del 2018, todavía falta pasar por un largo proceso administrativo a fin de obtener el visto bueno a las obras que se llevaran a cabo por fases.

Así mismo y mientras duren, no se tiene previsto la suspensión de ninguno de los eventos planificados y tampoco el proceso de formación de nuevos toreros que se realizará en el coso.

Para las reformas es indispensable el permiso de la Dirección General de Patrimonio, debido a que la construcción de la Plaza Las Ventas data del año 1929 y su estructura ha sido declarada bien de interés cultural desde al año 1.994.

obras en la plaza de toros Las Ventas

El coste total de las reformas en la plaza asciende a 15,1 millones de euros, los cuales asumirá en su totalidad la Comunidad de Madrid.

Por otra parte, el Consejo de Gobierno aprobó que sea la empresa pública Obras de Madrid, la que elabore el proyecto de obras, donde después pasará a concurso público, todo lo cual supone una demora.

Garrido ha dicho que las reformas apuntan a mejorar la accesibilidad, la seguridad y la comodidad de los asistentes a las Ventas, lo cual pasa por la modernización de las instalaciones, para que siga siendo la Plaza de Toros número uno del mundo, entendiendo que no se debe interferir en las actividades taurinas del lugar.

A todas luces lo que persigue la Comunidad es acabar con la incomodidad que durante años ha aquejado al público con unas gradas de fácil acceso, principalmente para personas con movilidad reducida; así mismo se debe mejorar el sistema de evacuación y hacer más grandes las plazas de espectadores, por lo que es necesario reducir la cantidad de asientos, sin que estos sean de plástico y manteniendo la estética respetando el entorno, la meta es que la plaza luzca como de éste siglo.

Las reformas no incluyen ni la fachada, ni la estructura, que en primer lugar se encuentran en muy buenas condiciones y en segundo lugar las mismas están protegidas, también se dio a conocer que se necesita que el coso adquiera la clasificación de multiusos a fin de que las licencias para todo tipo de espectáculos no dependan del Ayuntamiento.