Las labores efectuadas por la Policía Municipal contra el comercio callejero ilegal, ha decaído en el primer semestre de 2018. Así lo expresan las cifras oficiales procedentes del propio Ayuntamiento, en la que se valora una disminución del 36% en las actas y denuncias sobre la propiedad intelectual e industrial, en comparación al mismo semestre del año anterior.

En concreto, en los primeros seis meses de 2017 se registraron 5.847 actuaciones por parte de la Policía Municipal, frente a las 3.742 del primer semestre del presente año.

La tendencia en cuanto a infracciones impuestas en el mes de junio, fue el de menor número, con  un total de 426, y el mes con mayores infracciones registradas fue en febrero, con un total de 789.

Según el portavoz del PP en el Ayuntamiento madrileño, José Luis Martínez-Almeida, esta disminución no se debe al hecho de que haya una menor presencia de manteros en las calles, sino a la actitud permisiva y tolerante del gobierno de la Alcaldesa Manuela Carmena hacia los vendedores extranjeros. Esto produce un gran perjuicio a los comerciantes por la competencia desleal y resta seguridad de los ciudadanos que transitan por las aceras de la capital.

la policia vigila a los manteros muy de cerca

Insiste, en que la alcaldesa no permite que los agentes policiales cumplan con su trabajo de perseguir y actuar en contra del comercio de productos ilegales. Esto es producto de una orden interna adoptada por el Ayuntamiento, de patrullar a pie y no fustigar a los vendedores ambulantes, para no poner en riesgo la seguridad de las multitudes de personas que circulan por las calles y de la misma policía.

Según el Área de Seguridad, Salud y Emergencias, esta medida busca garantizar la convivencia.

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, también manifiesta estar en contra de la medida tomada por la alcaldesa, y considera que tal pasividad, beneficia aún más las falsificaciones y la venta ilegal en la ciudad.

Por otra parte, siguiendo con las estadísticas reflejadas por el Consistorio con respecto al dispositivo del botellón, en el primer semestre de 2018, la policía municipal levantó un total de 15.865 actas por consumo de alcohol en plena vía pública, de los cuales, 410 casos son de menores de edad. El mes con mayor intervención  fue en marzo con 3.472 actas y el de menor número se registró en junio, con un total de 1.736.

La mayor incidencia se produjo en el distrito Centro, Moncloa, Tetúan y Chamberí, debido principalmente a la permanencia de jóvenes en las calles que se reúnen a beber alcohol. En cambio Barajas, Fuencarral-El Pardo y Hortaleza, se situaron como los distritos con menor número de registros de botellón.