Madrid, además de ser la capital, es una de las ciudades con más encanto de toda España, llena de vida y de gente proveniente de todas partes. Una de las principales razones por la que es el destino turístico perfecto es la gran cantidad de rincones con grandes historias que alberga en su interior, por todas sus calles, su ocio nocturno, por todas las actividades culturales y, sobre todo, porque es una ciudad diseñada para ser conocida y recorrida a pie con absoluta comodidad.

Redescubrir Madrid

Ahora bien, tanto para los que conocen Madrid como para los que no, es una ciudad que se puede redescubrir infinitas veces experimentando sensaciones y emociones diferentes y además, hay una serie de cosas que solo se pueden hacer ahí y por las que merece la pena organizar un viaje o una mini escapada.

Recorrer el Madrid de Los Austrias

El Madrid de los Austrias es una zona que abarca algunos de lugares y monumentos más importantes de la historia de la ciudad como la Plaza Mayor, la Plaza de la Villa y la Plaza de Oriente. Se caracteriza por su gran historia, pues es la parte de Madrid que más relevancia tuvo durante la dinastía de los Habsburgo.

Para conocer todos los puntos históricos más importantes de Madrid, no nos podemos perder los tours gratuitos que se organizan por el centro de la ciudad como el de Strawberry Tours, ya que es la mejor manera de conocer la ciudad, sus rincones y su historia de una forma amena, relajada y divertida.

Templo de Debod

Visitar este monumento egipcio de hace más de 2.000 años de antigüedad es una de las cosas más fascinantes que se pueden hacer en Madrid. Además de sorprender la estructurara egipcia por sí misma, se encuentra en una de las zonas más bonitas de la ciudad, desde donde se puede contemplar una de las mejores vistas de Madrid. El templo de Debod es uno de los mejores lugares a los que acudir para ver un atardecer de ensueño, con vistas al Palacio Real y a la Catedral de la Almudena.

El Bosco, Picasso, Velázquez y Goya entre muchos otros

En Madrid nos encontramos con algunos de los museos más importantes del mundo entero como el Prado, el de Thyssen Bornemisza y el museo de Reina Sofía. Estos museos albergan las colecciones artísticas más conocidas en el mundo entero con pintores de la talla de El Bosco, Rubens, Monet, Picasso, Goya, Velázquez, Botticelli, Kandinsky o Renoir entre muchos otros, por lo que una visita a estos museos debe estar asegurada.

Comer en el restaurante más antiguo del mundo

Probablemente ni siquiera lo sepa la mayoría de los madrileños, pero en la capital de España se encuentra el restaurante más antiguo del mundo y no es un hecho subjetivo, sino que está registrado como tal en el Libro de los Récords Guinness. Se trata del restaurante “Sobrino de Botín” y en él se puede disfrutar de una auténtica cocina castellana y madrileña, siendo el cochinillo asado y el cordero asado sus dos platos estrella.

Visitar el Palacio de Cristal

El Palacio de Cristal es una estructura de metal y cristal que se encuentra en el Parque del Retiro y fue construido en 1887 con motivo de la exposición de las Islas Filipinas. Visitar este palacio deja conmovido a todo el mundo, ya que su gran estructura impone al parecerse a una catedral de vidrio, con inmensas paredes y muros, situada en una colina de césped. La luz que penetra a través de sus vidrieras y la amplitud en general deja a todos sus visitantes con una buena sensación.

Un paseo en el teleférico de Madrid

El teleférico de Madrid es una de las mejores actividades para todos los públicos que se puede hacer cuando se quiere disfrutar de un paseo tranquilo y relajado, ya que se sobrevuela el corazón verde de Madrid, Casa de Campo, y se contempla toda la ciudad y su historia desde la comodidad de este medio de transporte.

Tomar un café en el gran Café Gijón

Madrid cuenta con una historia increíble, una ciudad por la que han pasado miles y miles de grandes figuras políticas, de la literatura, la música o demás artes, y uno de los sitios que más han frecuentado estas personalidades fue el emblemático Café Gijón, situado en el paseo de Recoletos y fundado en el año 1888.

Este Café se popularizó por todas las tertulias improvisadas sobre diversos temas como el cine, la literatura o los toros que se organizaban en él a diario. Hoy en día es un café de obligada visita para todos aquellos que quieren visitar el café en el que pasaron largas horas figuras como las de Federico García Lorca, Valle Inclán, Benito Pérez Galdós, Dalí o Capote entre muchos otros.