La actividad del juego online representa una parte importante de nuestro tiempo de ocio ¿Cómo se regula esta actividad?

La industria del juego online no ha parado de ganar cada vez más usuarios y ganancias en los últimos años, hasta convertirse en una de las actividades de ocio favoritas de los internautas españoles. Según estadísticas oficiales los españoles invertimos una cantidad mayor de dinero en jugar a la ruleta o tragaperras online y en apostar por una gran variedad de eventos deportivos.

Tanto si hablamos de apuestas deportivas, de casino, bingo, póquer, etc., como de otros juegos de Internet, en Europa existen diferentes marcos regulatorios que varían de un país a otro. A continuación vamos a centrarnos en la regulación del juego online en España.

Regulación del juego online en España

Los inicios previos a la Ley de Regulación

En nuestro país la Ley de Ordenación del Juego Online, aprobada en el año 2012, marca un antes y un después en el ámbito regulatorio de esta actividad, la cual, por aquel entonces, ya generaba inmensas cantidades de dinero en territorio español, aunque se encontraba en una especie de limbo legal.

En fechas previas a la regulación de este sector cualquier entorno web de juegos online ubicado fuera de España podía ofrecer sus servicios a jugadores y apostantes españoles, sobrepasando límites legales como el acceso de menores a la web, la transparencia y el manejo limpio en los resultados de los juegos; herramientas de acceso a un juego responsable que prevenga una posible adicción (ludopatía), o lo que conocemos grosso modo como la defensa de los intereses de los consumidores. Además de todo esto, ninguna de las empresas extranjeras que hasta entonces operaba en el mercado español tributaba un solo euro a la Hacienda Española.

La entrada en vigor de la Ley

Tras aprobarse la nueva ley del juego española, se rompe con todo el panorama anterior mediante la creación de un organismo conocido como la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), el cual cumplía y cumple la misión de autorizar y supervisar a los diferentes operadores que cumplan con los estándares de seguridad requeridos. Del mismo modo se encargaba de promover y garantizar un juego limpio y transparente.

Al operador extranjero se le exigieron ciertas condiciones, que consistían en que este debiera adherirse a una serie de estrictos parámetros, como: la seguridad de las cuentas de los usuarios, la protección de sus intereses y la ejecución de mecanismos efectivos de prevención ante una posible ludopatía.

Además de estas condiciones, los operadores se vieron obligados a obtener ciertas licencias que garantizaban el cumplimiento de los requisitos descritos. De esta forma toda la situación de vacío legal anterior fue subsanada por la Ley.

Consecuencias tras la entrada en vigor de la Ley

Menor número de estafas

Se reduce drásticamente la posibilidad de que algún jugador sea estafado con su dinero en la Red, de forma que siempre va a cobrar la totalidad de lo que haya ganado en una apuesta o tragaperras online.

Total seguridad en las transacciones

Las transacciones financieras, como pueden ser depósitos y retiradas de fondos en las cuentas del jugador, quedan totalmente protegidas y seguras a través de sistemas de encriptación avanzados.

Mayor responsabilidad de los operadores

Los operadores tienen la obligación legal de informar a los usuarios con total transparencia de cómo funcionan sus juegos, los bonos y promociones, así como de dar explicaciones detalladas del reparto de posibles premios.

Situación actual

En la actualidad, las arcas españolas procedentes de los juegos online siguen en continuo crecimiento. El número de usuarios activos aumenta gradualmente, por lo que podemos decir que la industria del juego online en España goza de muy buena salud. Como consecuencia de este continuo crecimiento, en este último año se ha promovido una bajada de impuestos del juego online en España. De esta forma se espera crear condiciones favorables para la actividad del casino de Internet con licencia y excluir al resto de compañías más alejadas del mercado.

De forma más específica, los impuestos que en principio eran de 25% fueron rebajados hasta el 20%.

Siguiendo esta medida impuesta por el Ministerio de Hacienda, se puede aumentar significativamente los ingresos promedio de los operadores oficiales de los juegos al azar.

Continuar esta dinámica beneficiará al país, pues como consecuencia de todo este proceso España se está volviendo cada vez más atractiva para las actividades de juegos online.

Conclusiones

La medida de reducción de impuestos en juegos online es un acierto, ya que esta industria ha sido la que ha experimentado un mayor crecimiento en los últimos años. Prueba de ello son el conjunto de medidas que el Gobierno está diseñando para mejorar las relaciones de todas las partes implicadas, tanto operadores como afiliados.

Además de la reducción de impuestos, se está ofreciendo un descuento del 50% para los nuevos operadores de juegos de azar que decidan dedicar sus negocios en las dos provincias españolas de Ceuta y Melilla.