Marihuana, cannabis o cáñamo son solo algunos de los nombres de los muchos con los que se conoce a la planta más polémica del planeta. El número de consumidores y usuarios iguala casi en la misma proporción al de su detractores. Es algo lógico, ya que el cannabis sativa, pese a la apertura que ha experimentado en los últimos años en muchas y diversas partes del mundo, hoy en día se sigue considerando una droga ilegal, lo que hace que sea perseguida en un multitud de países. Por suerte, el debate está presente también en mucho de ellos, y no son pocos en los que ya se trabaja intensamente para regular la situación de esta planta medicinal.

Marihuana medicinal

Durante décadas ha sido prohibida y perseguida, en la mayoría de los casos, por cuestiones políticas y religiosas, ignorando a cientos de estudios que demuestran claros beneficios a la hora de tratar algunas enfermedades así con sus síntomas. El uso lúdico tan extendido y el negocio que genera a su alrededor ha hecho que a lo largo de la historia las autoridades persigan por igual a narcotraficantes y simples consumidores, e incluso a personas enfermas que usan esta planta para paliar los efectos y los síntomas de distintas enfermedades. Es importante dejar claro que están más que demostrado los efectos beneficiosos del cannabis para mejorar la calidad de vida de muchos enfermos. Es decir, como paliativo contra los síntomas de enfermedades así como para los efectos secundarios de tratamientos médicos contra las mismas. Tampoco está de más recordar que el cannabis no cura la enfermedad, pero ayuda a que esta mejore en la medida de que el enfermo mejora sus condiciones y predisposición a curarse. Puedes encontrar más información en Marihuana.Blog.

Pero vayamos por partes. Las cualidades del cannabis van desde el uso textil (cáñamo) hasta su uso psicotrópico (cannabis sativa o marihuana), sin olvidarnos de su uso medicinal, actualmente en pleno desarrollo e investigación. Pero no hay que confundirse, su catalogación como “droga” es muy posterior al conocimiento de sus propiedades medicinales, ya que esta planta de origen asiático se lleva usando desde hace siglos por sus efectos calmantes y relajantes. La persecución que existe en torno a ella no hace otra cosa más que ralentizar los estudios y los avances que los investigadores realizan cada día. Todo depende de la legislación establecida en cada país, pero por norma general, mientras su cultivo está regulado en lo concerniente a la industria textil, la marihuana medicinal sigue siendo un tema tabú en muchas partes del mundo. Si bien es verdad que poco a poco se va avanzando hacia la normalización, gracias en parte a la información que ofrecen sitios como Noticias Marihuana Medicinal Blog

Entre sus muchos componentes hemos de destacar dos principales que hacen que la marihuana tenga propiedades medicinales. Estos son el THC (tetrahidrocannabinol) y CBD (cannabidiol). El primero es el más abundante en las cepas de cannabis. Este compuesto es el responsable de que la marihuana tenga efectos letárgicos y psicoactivos. También es el más demandado por aquellos consumidores que buscan una experiencia psicoactiva con fines lúdicos o recreativos. El THC es el responsable de producir esa sensación de ebriedad conocida comúnmente como “colocón”.

Su otro componente principal, el CBD, también se encuentra en un amplio porcentaje en todas las plantas de marihuana, pero en cambio, este no tiene principio psicoactivo. Es por eso el CBD está considerado de mayor alcance en las investigaciones para su aplicación medicinal. Además, posee un principio bloqueador capaz de moderar los efectos psicoactivos del THC, añadiendo también un efecto sedativo capaz de inhibir la señales nerviosas que producen el dolor. Su aplicación médica está sustentada en los estudios (Noticias Cannnabis Medicinal Blog) que se han realizado y que han demostrando que el CDB es capaz de reducir el crecimiento de células cancerígenas en algunos tipos de cáncer, como por ejemplo en el cáncer de mama.

La clave está en la combinación de ambos componentes, ya que está demostrado que el THC posee efectos medicinales que ayudan a controlar y reducir temblores, espasmos, así como vómitos y náuseas, además de estimular las ganas de comer tan necesarias para enfermos que necesitan estar bien alimentados y que por causas de su enfermedad o de los tratamientos han perdido el apetito. El CBD reduce los efectos psicoactivos, pero no el resto de efectos beneficiosos. Gracias a esto, los enfermos que aplican marihuana medicinal para conseguir los beneficios descritos pueden consumirla de manera que no interfiera con su modo de vida, ya que el CBS anula el  efecto psicoactivo de THC que quizás no sea el más deseado por algunos enfermos.

Los efectos positivos de la marihuana medicinal demostrados por los investigadores son aplicables a multitud de enfermedades y tratamientos. Los componentes terapéuticos de la marihuana han sido probados con éxito a la hora de reducir el dolor provocado por las migrañas o los dolores menstruales, así como para aliviar los síntomas de enfermedades crónicas como el asma o la enfermedad de Crohn. También funciona para la prevención de otras graves enfermedades tales como el alzhéimer y el glaucoma, o para sobrellevar los duros tratamientos en casos de cáncer o esclerosis múltiple; sin olvidar que la marihuana medicinal también es muy útil en enfermedades neurológicas, cuya aplicación terapéutica está ampliamente demostrada en los casos de epilepsia, o para sobrellevar los síntomas de trastornos obsesivo-compulsivos.

Mientras se espera que la regularización permita su uso a los enfermos que la demandan, existen vacíos legales en los que es posible su cultivo para uso medicinal. Hoy en día existe gran cantidad de información sobre cómo llevar a cabo un cultivo eficaz en nuestro propio hogar de manera fácil y sencilla. Es tan fácil como buscar información en cientos de libros o blogs dedicados al autocultivo cannabis medicinal. Esta parece ser, de momento, la mejor forma de obtener los beneficios de la marihuana mientras se espera que la legislación encuentre una solución satisfactoria para sus miles de usuarios.