En las grandes ciudades del mundo en general y en las grandes capitales de algunos países en particular, la polémica es algo que está a la orden del día. Y no solamente nos referimos a la polémica que pueda levantar una decisión política o un determinado presupuesto para una infraestructura concreta. Nos referimos a que muchas veces, en muchas ocasiones, las medidas que adoptan los ayuntamientos de estas ciudades, pueden llegar a ser extremadamente controvertidas si se tocan algunos temas tan delicados que pueda ser la sexualidad de las personas.

Unos semáforos con una gran acogida

Y es que, en este caso, el Consistorio madrileño, dirigido por Manuela Carmena, ha tenido a bien encargar e implementar algunos semáforos de corte homosexual. Con esto lo que queremos decir es que las señales de estos semáforos que están dedicadas a los peatones, ya no van a tener únicamente un único dibujo sino que van a tener una pareja de ellos. Una pareja de dibujos que serán personas del mismo sexo representando una pareja homosexual. Algo que ella considera realmente necesario si lo que se quiere es integrar a las personas con tendencias sexuales diferentes a la inmensa mayoría de los madrileños.

Esto, como no podía ser de otra manera, se ha visto como una provocación por parte de las filas conservadoras. Sin embargo, desde el propio Ayuntamiento madrileño, se ha asegurado que esto no es más que un gesto con el objetivo de que Madrid sea una de las ciudades con mayor índice de integración del mundo. De hecho, la propia Manuela Carmena ha asegurado a nuestra redacción que ya han sido otras ciudades, e incluso otras capitales europeas, las que se están planteando poner en sus calles estos semáforos que podría decirse que tienen cierto corte homosexual y que pueden ponerse de moda en poco tiempo.