En el quinto día de huelga, los taxistas de la ciudad de Madrid estudiarán el borrador del acuerdo que les presentará el Gobierno de la Comunidad y el Ayuntamiento, para regular el sector de los VTC.

Se espera que la reunión se realice junto a los representantes del sector de taxis en la consejería de Transporte, para profundizar sobre el contenido del preacuerdo de las dos administraciones.

La mesa técnica integrada por la Comunidad y el Ayuntamiento ha llegado a un preacuerdo que, aunque no está todavía del todo cerrado, supone que será un gran avance para la solución del conflicto.

Según explicaron conjuntamente el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido (PP) y la alcaldesa de la ciudad, Manuela Carmena (Ahora Madrid), después del acto del Día de Madrid en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), se pretende fijar una distancia entre la cual esté ubicado el cliente y el vehículo, para que el usuario pueda contratar el servicio de plataformas como Uber y Cabify.

Aún hay varios detalles que se tienen que perfilar y ambas administraciones no han concretado esa distancia.

Sin embargo la Comunidad tiene previsto establecer un margen de distancia mínimo y máximo, en que cada ayuntamiento tendrá la potestad de adoptar la distancia que considere entre estos dos límites.

Tal como lo ha explicado el presidente de la Comunidad de Madrid, se trata de eliminar el concepto de pre contratación temporal, en la que había «un desacuerdo absoluto» ya que podía conducir a «reclamaciones multimillonarias» a la comunidad.

Además, el acuerdo incluye también el descanso obligatorio para los vehículos de transporte con conductor durante la semana, al igual que hacen los taxis. Con esta medida, durante los fines de semana podría haber «una reducción de hasta el 50%» de vehículos VTC, según ha señalado la alcaldesa, Manuela Carmena.

De igual manera Garrido ha advertido que no será aprobado ningún acuerdo que no tenga un total consenso. Al mismo tiempo considera que cada parte involucrada debe ceder en algo para que se pueda lograr una solución favorable para todos, y ha lamentado los graves acontecimientos que se han presentado en los últimos días en la ciudad producto de la huelga.

Las administraciones aspiran que esta solución sea del agrado tanto del sector de taxis como de los VTC y pueda darle fin a la huelga. En las próximas horas los taxistas resolverán en asamblea si aceptan o no el texto del  acuerdo y desconvocar la huelga.

Madrid espera que con esta posible solución se pueda  impedir la captación ilegal y distinguir los servicios entre un taxi y VTC.