La muerte de Gabriel ha conmocionado a la población del Níjar y los alrededores, también a los agentes de la Guardia Civil a cargo de la investigación tan pronto corroboraron las sospechas que tenían sobre la presunta autora material del asesinato del menor.

Hasta este domingo la actual pareja del padre de Gabriel, Ana Julia Quezada, pudo eludir a la justicia cuando fue interceptada por la Guardia Civil en el momento que se trasladaba en el coche donde también llevaba el cadáver del niño de 8 años en el maletero.

La mujer fue atrapada por los agentes justo antes de llegar al lugar donde se le vio por última vez a Gabriel en Vícar, cuando uno de los guardias confirmo el hallazgo del cuerpo del pequeño la mujer negó haber cometido el asesinato y alegó que apenas ese día ella había usado el coche sin percatarse de que el cuerpo sin vida estaba oculto en el maletero.

Sin embargo, unos minutos después y después de que la esposaron, los vecinos narran que reconoció que si fue ella y que pidió perdón. La escena fue por demás conmovedora, vecinos y agentes se mostraron muy tristes por el desenlace de la historia del niño.

Ana Julia escondió el cuerpo de Gabriel en una acequia y lo tapó con tierra

Ahora los investigadores extienden las pesquisas hacia una propiedad de la familia de Gabriel ubicada en Rodalquilar, allí al parecer Ana Julia ocultó el cuerpo sin vida tras ser estrangulado, específicamente en un pozo. El acceso a la finca está restringido a vecinos y medios de comunicación, esos mismos a los que en días pasados la autora material manifestara preocupación por la desaparición de Gabriel.

Aún queda por determinar si Ana Julia Quezada actuó sola o en complicidad con terceros, así mismo está por determinarse el móvil del que hasta ahora se manejan dos hipótesis, la económica, dado que se piensa que pudo haber sido un secuestro con intenciones de solicitar rescate a la familia y la pasional, motivada por una mala relación entre ella y el niño o movida por los celos de la afectividad entre padre e hijo.

Con la confirmación de que Ana Julia ha tenido una participación directa en la muerte de Gabriel, la Guardia Civil ha dado un vistazo a los antecedentes de la mujer cuya hija de 4 años falleció al caer de una ventana; para entonces la madre salió libre de sospechas pero ahora las autoridades revisaran más al detalle lo sucedido.

Los especialistas forenses deben determinar con exactitud causa y fecha de la muerte, sin embargo, adelantan que falleció el mismo día de la desaparición.

La guardia Civil apunta a que Ana Julia contó con ayuda debido a que lógicamente resulta muy complicado extraer un cuerpo de la balsa donde se hallaba hundido para después llevarlo al coche para el traslado.

Patricia Ramírez, madre de Gabriel, dijo que siempre sospechó de Ana Julia y con desesperación aguardaba a que se conmoviera y lo dejara ir.