Las conexiones ferroviarias de Valencia-Madrid y Valencia-Zaragoza así como su puerto, se han visto esfumadas dentro del Corredor Atlántico-Mediterráneo y del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, respectivamente como redes prioritarias transeuropeas.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Aurelio Martínez, denunció como responsable de la marginación del puerto de Valencia ante la Comisión Europea (CE), al ex ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ya que la última propuesta de trazados enviada por el gobierno anterior, dejaba por fuera al principal puerto de España.

Ante la gran molestia y preocupación surgida entre políticos y empresarios,  por la desvinculación de estos trazados ferroviarios dentro del plan financiero plurianual de la Unión Europea, tanto el presidente de la Generalitat y el Ministerio de Fomento han creado todas las gestiones posibles para corregir la exclusión de la conexión del Corredor Mediterráneo con el Atlántico.

Inicialmente el trazado del Corredor Atlántico-Mediterráneo pasaba por Valencia-Madrid-Lisboa, pero luego del cambio arbitrario por parte del ex ministro de Fomento, la nueva conexión pasa entonces a Barcelona-Madrid-Lisboa.

Por tanto, la red Valencia-Madrid-Lisboa y Sagunto-Teruel-Zaragoza quedaron eliminadas de los planes de proyección europeos al no estar incluidas como red CORE.

La APV elaboró un informe sobre la importancia de ser reconocida el eje Valencia-Madrid como prioritaria

La APV elaboró un informe sobre la importancia de ser reconocida el eje Valencia-Madrid como prioritaria en la Red transeuropea de transporte TEN-T. Al respecto destaca que el eje Valencia-Madrid-Lisboa, es de suma relevancia para la geografía estratégica de la Unión Europea y puede ser una alternativa al Estrecho de Gibraltar.

También evidencia que el eje Valencia-Madrid-Lisboa sobrepasa el 40% de operaciones de entrada y salidas de contenedores de la península meridional Ibérica ocupada por España y Portugal.

En el mismo orden destaca que el referido eje reúne casi el 30% del Producto Interior Bruto (PIB) de la Península Ibérica y favorece a los fines de reducción de emisiones de gas de efecto invernadero, cumpliendo con los objetivos de descarbonización establecido por la UE,  por lo que puede beneficiarse de los servicios de transporte marítimo de corta distancia (TMCD) del Puerto de Valencia y poder atender parte de la demanda de transporte interno de la UE.

Resalta el informe que al ocupar el puerto de Valencia, el primer lugar en contenedores de la Península Ibérica y el quinto en toda Europa, no tiene sentido dejarlo fuera del mapa del Corredor Atlántico-Mediterráneo.

El desempeño anual del corredor ferroviario abarca unas 150 mil TEU, siendo el de mayor actividad en toda la península Ibérica.