Ya son casi dos años los que llevan los habitantes de Puente de Vallecas quejándose, ya que el solar situado en el Monte Igueldo se ha convertido en un foco  de total insalubridad y también inseguridad, mientras que en el Ayuntamiento aún no se ha tomado ningún tipo de medidas para solucionar este problema, que poco a poco empeora ya que apenas a unos escasos metros, se encuentra un parque para niños.

Hace algunos días, se produjo un incendio en el mencionado solar, en donde una de las personas que vive en el barrio llevaba mucho tiempo amontonando una gran cantidad de materiales variados como cartones, muebles, bicicletas y otras cosas.

Las llamas se intensificaron tanto que los vecinos del bloque que limita con el solar, no tuvieron más alternativa que desalojar. Juan es el nombre de la persona que habita el lugar donde se generó el incendio y lo peor es que la basura acumulada es tanta, que cubre cada rincón del sitio que aparte, se encuentra vallado.

La misma semana, después del incendio, algunos trabajadores del Selur se trasladaron hasta el sitio de los hechos y pudieron retirar al menos cuatro contenedores repletos de basura. Además, miembros pertenecientes al Samur Social ofrecieron ayuda a los habitantes de este solar, sin embargo, estos se negaron.

Todo lo que ocurre con este solar, impide que muchos padres puedan llevar a sus hijos al parque infantil que se encuentra muy cerca del área, el cual fue precintado, haciendo que los vecinos estén molestos por lo que está sucediendo, ya que no pueden ni siquiera llevar a sus hijos para que se diviertan en el parque.

Según algunas fuentes, la respuesta dada a los furiosos vecinos, es que el solar mencionado actualmente se encuentra en un proceso de expropiación, debido a que el terreno es propiedad privada, esto significa, que solo los dueños de este solar pueden dar la autorización requerida para dar comienzo al desalojo y que si el propietario desea conservar el espacio, entonces no se puede hacer nada al respecto.

Se dice que desde el Ayuntamiento ya están al tanto de la situación y que están estudiando cuales son las medidas que se pueden tomar al respecto, sin embargo, los vecinos continúan a la espera de una respuesta oficial por parte de la entidad, ya que como mencionamos al principio, llevan esperando casi dos años.

Por ahora, trabajadores del Área de Desarrollo Urbano esperan poder reunirse con el dueño del lugar en cuestión y de esta forma, hacer todo lo posible para llegar a un acuerdo amistoso que permita encontrar una solución que termine con los conflictos y mejore la calidad de vida de los vecinos de Vallecas.