Más Madrid se ha visto perjudicado con la gran pérdida de votos si se hace una comparación con el año 2015, pues de cada cuatro votantes uno no apoyó la candidatura de Carmena, y todo porque existen problemas de salubridad e inseguridad, violencia y deterioro de la calidad de vida de  sus habitantes, lo que generó la franca caída de los votos.

Incluso existen pobladores de Puente de Vallecas que piensan que incluso los izquierdistas, han sufragado por la derecha  para que les fuese arrebatada Madrid Central por sus condiciones deplorables en busca de un futuro mejor.

Palomeras Bajas, un distrito que sigue siendo un gran bastión socialista pero de Podemos y Madrid, en estas fechas, tiene el mayor paro de todo el territorio: 18.143 habitantes aparentemente según datos abalados por El ayuntamiento.

El pasado domingo se perdieron 5.400 votos con respecto a los del año 2015, fueron en Puente de Vallecas, por lo que no lograron la representación política (sólo un 10%), por lo que quedaron en el olvido electoral, adicional al gran nivel de abstención, en el orden del 4,4%, sumamente alto debido al total abandono al que se ha sometido al barrio.

Habitantes aseguran que en vez de ayudarlos, Manuela Carmena prefiere ayudar y establecer mayor contacto con la clase alta y ha dejado que los malhechores se apoderen de los espacios convirtiéndolos en zona de peligro debido a la incursión de los grupos o individuos  que venden drogas y que además vienen desde la Cañada, entre los que se encuentran los clanes Gitanos.

Lamentablemente y al comparar el barrio a como era en el 2005, la mayoría de las personas piensan que votar, más allá de ser un derecho, es inútil dado a que no les importan las elecciones si salen de un mediocre a otro, adicional a que consideran que sufren del flagelo de la inmigración y su irrespeto a las normativas.

Si de las personas mayores quienes conocieron al barrio en sus inicios, se trata, no quieren a los políticos y menos de izquierda, debido a la desidia de uno tras otro gobernante al tocar el tema de las pensiones.

Además de que aducen que no les han dado los recursos para poder resolver los problemas de convivencia, cosa que no sucede jamás en el centro.

Sin embargo, en la Asociación de vecinos La Viña, consideran que el mandato de Carmena ha sido positivo y piensan que la abstención se debe al apoyo de pablo Iglesias (habitante alguna vez de Puente de Vallecas) le proporcionó a Sánchez mato poco antes de las elecciones, lo que creó confusión en los comicios.