En el seno de Más Madrid hay incertidumbre de participar en las venideras votaciones generales del mes de noviembre con Íñigo Errejón, ya que la representación política en el Parlamento perdería un miembro, sobre todo por el tenso ambiente que se vive. Además no están seguros si pudiera ocurrir en la Asamblea otra baja.

Para la formación la marcha de Errejón es un riesgo pero también daría la oportunidad a otras personas del equipo que son tan auténticas y valiosas como él. La incertidumbre surge cuando se preguntan quién será su sucesor en la Cámara.

La sensatez dice que le correspondería a Clara Serra la número dos del directorio, pero ella no tiene repercusión en el grupo y mucho menos se desempeña en un cargo actualmente. De hecho tiene más relevancia la ex diputada de IU Tania Sánchez que trabajó con Íñigo en los sufragios de mayo pasado; cabe destacar que ambas representantes no tienen ninguna relación de tipo laboral.

Actualmente Tania está de reposo por maternidad y algo conocido por sus compañeros de partido es que entre sus aspiraciones está el de ser presidenta de la Comunidad de Madrid, buena oportunidad la que se le presenta en estos momentos, cumplir el papel de vocero de su formación sería un buen paso.

Pablo G. Perpiñá, es otro nombre que se escucha entre los compañeros; el diputado pudiera ser el número uno del partido en el Congreso pues goza de la confianza de Errejón. Por ahora a pesar de asomar algunas nominaciones no se hablado en la organización sobre los pormenores de la nueva candidatura nacional y el aspirante a la sucesión.

Rita Maestre, portavoz en la Alcaldía de Más Madrid dejó manifiesto su rechazo para formar parte de la nómina al Congreso por la jurisdicción.

Al consultarle si acompañaría a Íñigo en la lista al Parlamento inmediatamente se negó; insiste que antes de tomar la medida de presentarse en noviembre a las elecciones han debido analizar cómo se sienten los electores; pues ella considera que “hay un desánimo en el ambiente” e inclusive ha pensado no acudir a las urnas, ya que “no hay propuestas concretas ni se vislumbra un panorama distinto en cinco meses de gobierno”.

Especialistas creen que con el juicio de la representante de dicha agrupación, contrariamente se estaría estimulando a la participación en los próximos sufragios; que “la gente vaya a votar y su opinión sirva para establecer un gobierno progresista que trabaje como lo requiere España con firmeza, seriedad y coherencia”.

Mientras tanto Íñigo Errejón al parecer aceptará el nombramiento a ser candidato por Más Madrid  para las elecciones generales. Sólo espera por la reunión de los dirigentes de su partido quienes decidirán si participan o no.