A día de hoy ya se puede decir con total seguridad que se conoce la identidad del tercero terroristas que sembró el terror en las calles de Londres. Su nombre es Yusef Zaggba y es de origen marroquí.

Este hombre, de 22 años, y que se había radicalizado hace relativamente poco tiempo, había sido identificado en más de una ocasión por la Policía de Londres y por los servicios secretos pero nunca había sido objeto de su interés ya que no lo consideraban peligroso.

Un terrorista más que se le escapa al MI5

Hay que decir que este es un hecho muy grave que seguramente le cueste el cargo a alguna persona del MI5. Y es que, tras el análisis que se ha hecho de la situación, se concluye que algo ha fallado en uno de los mejores servicios de inteligencia que puede haber en el mundo pero que como consecuencia de los últimos atentados queda en entredicho completamente.

Se podría decir que este es un trabajo de la Policía sin embargo, lo cierto es que desde que Theresa May fue ministra del interior durante un periodo de 6 años, los recursos de este cuerpo fueron siendo cada vez menos. Unos recursos que se podía haber utilizado para la identificación de estos terroristas y haberse anticipado a todo lo que ha sucedido en los últimos meses.

Por todo ello el culpable directo es el propio servicio de inteligencia ya que ellos sí contaban con los medios necesarios para detectar estas situaciones. El problema es que parece, y en esto coinciden algunos analistas, que se subestima de una manera clara todo lo que tiene que ver con los ataques terroristas que se pueden llevar a cabo dentro de un determinado territorio. Algo que no puede volver a pasar sobre todo si se tiene en cuenta que parece que Londres está en el punto de mira.