Porque cualquier excusa es buena para celebrar la vida, una buena celebración de cumpleaños hace feliz a cualquiera. Incluso para aquellos que son algo reticentes a este tipo de celebraciones existen diferentes formas de celebrarlas para pasar un buen momento, se sientan cómodos y se alegren de que les hayas hecho pasar ese rato. Esta celebración no es si no un símbolo para celebrar la vida por lo que te recomendamos que te lances y pases un buen rato con aquellos que tú elijas.

Cumpleaños

Sea como sea tu fiesta de cumpleaños detalles como el pastel, las velas y las tarjetas de cumpleaños no deberían faltar, por lo que en este artículo te daremos algunas ideas originales para confeccionar este último elemento: las tarjetas de cumpleaños.

Tarjetas de cumpleaños infantiles:

Si has sido invitado/a a la celebración del cumple de un peque te daremos una serie de consejos para hacerle una felicitación digna de ser guardada para que la vea y se sonría al acordarse de ese día cuando sea mayor.

Lo primero que hemos de tener en cuenta es que se trata del cumpleaños del niño o la niña y aunque a sus papás les pueda gustar mucho Star Wars o Batman has de elegir un diseño de algo que le llame la atención al pequeño o que te recuerde a él en alguna forma (algún personaje de dibujos, una animalito o algo que le guste mucho como las bicis o los coches). Los colores y las diferentes texturas de materiales te ayudarán a crear un diseño original que atraerá su atención y la del resto de invitados.

Tarjetas de cumpleaños para tus más allegados:

Puede que lo más complicado a lo que nos podemos enfrentar a la hora de crear una tarjeta es el mensaje de cumple para una amiga o amigo, tu pareja o tu familiar. El mensaje ideal en estas ocasiones suele ser aquél que nos haga reír a la vez que nos aflore ese sentimiento de cariño por la persona que nos ha escrito.

En cuanto al diseño, sólo tenemos que bucear un poco por internet y encontraremos montones de ideas DIY usando diferentes materiales, desde goma Eva, hasta finas láminas de madera y pasando por telas con diferentes estampados. El tema que podemos elegir para nuestra tarjeta debe de ser algo, al igual que en el caso de las tarjetas infantiles, que le guste mucho a esa persona o que nos recuerde a ella, de esta forma seguro que conseguiremos emocionarla y sorprenderla.