Llegar a un país nuevo puede traernos muchos trámites y burocracia que nos hagan perder mucho tiempo e ir de un organismo a otro, en ocasiones no solucionando el problema o papeleo que necesitamos para fines tan importantes como trabajar en el sector que estemos especializados y que nuestros estudios lo abalen

Es por este motivo que uno de los trámites que más migrantes solicitan es la homologación de títulos universitarios, pudiendo así demostrar su preparación para determinada profesión y tener un acceso a una mayor y mejor bolsa de trabajo. 

Este tipo de homologaciones permiten también a la persona poder ejercer su profesión para la cual se han preparado por años en su país de origen teniendo los mismos derechos y salarios que profesionales titulados en España, siendo muchas las personas que en los últimos años se han acogido a este tipo de beneficios pudiendo ejercer así su profesión, como por ejemplo pasa en el sector de la medicina siendo más que habitual el ser atendidos por un profesional de nacionalidad Latinoamericana. 

Cabe destacar que para la mayoría de Países de Latinoamérica, existen convenios con España que favorecen la homologación.

Agilizar el proceso de homologación de estudios

En la mayoría de ocasiones puede ocurrir que una persona llega a España y quiere trabajar o conseguirlo aprovechando la formación universitaria conseguida en su país de origen, pero la mayoría se encuentran sin saber cómo proceder y esto implica un gran desperdicio de tiempo y a su vez de dinero.

Por suerte existen en estos momentos asesorías que se encargar de gestionar la Homologación títulos en España que nos harán ahorrar largos tiempos de espera en papeleos muchas veces sin sentido, pudiéndonos incluso permitir iniciar el trámite sin haber tan siquiera llegado a España para iniciar el proceso.

Para presentar la solicitud de Homologación  no solamente tendremos que completar el  impreso que podemos encontrar en Internet en la página del Ministerio de Educación, sino también debemos analizar las asignaturas rendidas, compararlas con los estudios españoles y realizar una solicitud acorde a los requisitos establecidos por las leyes españolas.

Es por este motivo que contar con una asesoría especializada en el tema será la mejor inversión que podremos hacer para gestionar todo el papeleo de una manera rápida y eficaz, siendo mucho más ágiles que si lo hiciéramos nosotros mismos por nuestra cuenta. 

Documentación necesaria para el proceso

La documentación que deberemos presentar para iniciar el proceso de Homologación de estudios universitarios es bastante extensa, por lo que contar con un profesional que vaya solicitándonosla será una de las mejores opciones, puesto que entre otras hay que adjuntar una fotocopia del documento de identidad, sea DNI, pasaporte o NIE, y sobre todo, una fotocopia del título académico que se quiera homologar, así como una fotocopia del certificado de los cursos realizados, donde han de constar las asignaturas cursadas y las calificaciones obtenidas.

Si somos residentes de fuera de la UE toda la documentación tendrá que ser apostillada y fotocopiada en 2 copias autentificadas o compulsadas por el consulado español del país de origen.

En el caso de los profesionales del sector de la salud deberán tener en cuenta que su título no puede tener una antigüedad superior a los 5 años, y  presentar el certificado de buena praxis, podemos encontrar en la web de Ministerio de Universidades Español información más extensa al respecto de la documentación y otros puntos interesantes a tener en cuenta. 

Duración de todo el proceso.

Debemos tener en cuenta al iniciar el proceso que entra en juego la burocracia y los organismos públicos por lo que haremos bien en tener paciencia al iniciar esta homologación de nuestro título en España, pudiendo sufrir demoras habituales.

Este proceso se puede hacer tanto de manera presencial, que nos llevaría a ralentizar en sobre manera el proceso puesto que para empezar no podríamos arrancarlo hasta que no estemos en España y una vez iniciado perder mucho tiempo en desplazamientos, aunque también se puede realizar de manera online, pero puede ser que ciertos detalles importantes se nos escapen sin tener toda la información de antemano.

El proceso llevado presencialmente o de manera online puede suponer de entre 6 a 14 meses de espera hasta que tengamos la homologación, un tiempo que se nos puede hacer muy lento y hacer que perdamos la paciencia.

Es por tales motivos que contar con una asesoría que se encargue de todo el proceso y que nos vaya informando al respecto hará que tengamos mayor seguridad en todo el proceso de homologación y saber en todo momento en qué estado se encuentra nuestra solicitud y los distintos procesos. 

Es bueno que siempre pensemos que este proceso por largo que se nos pueda hacer, es la manera para conseguir mayores beneficios ejerciendo nuestra profesión en España con igualdad de condiciones.