El ajedrez nunca ha pasado de moda, es uno de esos juegos en los que pensamos todo el tiempo. Pero no es solo un juego de estrategia, pensamiento rápido y planificación. Además, es una excelente herramienta que puede ayudarnos a mejorar habilidades intelectuales como la resolución de problemas, el pensamiento crítico y la creatividad. En este artículo hablaremos de las ventajas de jugar al ajedrez para los niños ya que creemos que debería introducirse en los colegios como forma de educación, aunque algunos ya lo incorporan en sus actividades.

¿Cuáles son las ventajas y beneficios del ajedrez para niños?

Resulta que los niños que juegan al ajedrez desarrollan mejores habilidades sociales a medida que crecen. Además, estos niños también tienen mayor capacidad para resolver problemas y mejorar la inteligencia espacial. No hay una edad estándar para comenzar a jugar al ajedrez, por lo que los niños de cualquier edad pueden jugar. El ajedrez es más que estrategia, también requiere lógica y toma de decisiones. Además, mientras juegan, los niños aprenden a mirar más allá del presente porque tienen que planificar cuidadosamente sus acciones y pensar en el futuro en función de los resultados de sus acciones.
 
El entretenimiento que proporciona jugar al ajedrez también aporta otros beneficios al jugador. Los niños que juegan al ajedrez tienen más probabilidades de obtener mejores resultados en la escuela porque tienen mejores habilidades para resolver problemas. Por eso, la Academia de Ajedrez de Alto Rendimiento Alberto Chueca ofrece las últimas 10 plazas para que más niños se sumen este mes de septiembre a aprender y mejorar el ajedrez. Ya hemos mencionado los numerosos beneficios de practicar este deporte y los beneficios que aporta a los niños pequeños, el ajedrez cada día es más popular. Contar con un chess coach apto para niños de todas las edades ya que esta disciplina permite que los niños adquieran muchas habilidades.
 
Además, el ajedrez ayuda con la comprensión de lectura, las habilidades matemáticas, mejora la memoria, la concentración, la conciencia espacial y la creatividad. Como hemos mencionado antes, también se mejoran las habilidades sociales. En los niños, el ajedrez genera confianza y autoestima, lo que es un gran estímulo para los niños pequeños. Este es un juego que requiere estrategia y sabiduría.
 
Al desarrollar el hábito de jugar al ajedrez en los niños, podemos decir que estamos sentando las bases para mejorar sus habilidades. Con el ajedrez aprendes a estudiar a tu oponente, lo que significa que también hay espacio para que se desarrollen otras habilidades mentales. Entendiendo cómo se comportan nuestros oponentes frente a las acciones que tomamos, y siendo capaces de manejar nuestro tiempo y entender cómo reaccionan nuestros oponentes.
 
Al jugar al ajedrez, los niños aprenden a pensar estratégicamente y a planificar con anticipación. Además, aprenden paciencia y autocontrol porque tenemos que pensar bien el próximo movimiento que tenemos que hacer si queremos jugar.
 
Podemos decir que el ajedrez es una de las disciplinas más completas que existen.
 
El ajedrez es un juego que no puedes jugar sin preocupaciones en tu zona de confort, al menos no a un cierto nivel. Este es un juego en el que debes estar alerta y comprender lo que está haciendo tu oponente, lo que significa que también debes usar todo tu conocimiento mental.
La  psicología del ajedrez se puede dividir en tres partes:
  • Estrategia: ¿Cómo afecta la toma de decisiones del jugador?
  • Táctica: ¿Cómo afecta los movimientos del jugador?
  • Motivación: ¿Cómo afecta el estado de ánimo del jugador?
Si les ayudamos a desarrollar estas habilidades desde una edad temprana, sentaremos las bases para poder brindarles a los niños herramientas muy efectivas para su futuro. Sin su conocimiento, adquirirán una variedad de habilidades necesarias que están desarrolladas una vez que llegan a la edad adulta. Todo esto se puede lograr a través del ajedrez, una disciplina que existe entre nosotros desde hace miles de años. Además, jugando al ajedrez se pueden entrenar otros lenguajes universales como el pensamiento, la paciencia y la estrategia. Siempre es un buen momento para empezar a enseñar a los niños el noble arte del ajedrez como primer paso. Comenzar un curso para practicarlo es un gran estímulo para cualquier niño ya que le proporcionará un conjunto de habilidades muy útiles para usar cuando lo necesite.