Una nueva discusión, esta vez a tono muy elevado entre Podemos y PP y de la que ha sido el centro de los ataques por parte de la formación morada a Cristina Cifuentes.

El enfrentamiento, propiciado por la diputada de Podemos María Espinosa, se produjo este Miércoles en la Asamblea de Madrid, donde Cifuentes fue señalada directamente como líder de la corrupción de su partido, palabras que le lejos de retirar cuando le fue instado, las reafirmó, recalcando que se basa en las sentencias judiciales en contra del PP mediante las que se hace muy evidente que el nivel de corrupción del PP es tan elevado que alcanza a ser el mayor en inmoralidad de toda Europa.

Desde allí los ánimos se caldearon a tal punto que de igual forma Paloma Adrados como presidenta de la Asamblea no permitió que constaran las acusaciones de Podemos en el libro de sesiones y dada la negativa de Espinosa de atender el llamado a retractarse, después, ninguna de las preguntas que desde la agrupación morada fueron realizadas al grupo de Gobierno de Cifuentes fue respondida en una clara muestra de disgusto ante la agresión precedente.

La presidenta de la comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, abandona el Pleno en protesta

Comenzando por Ángel Garrido del PP, quien no solo se negó a responder sino que hizo alusión a que lo que pretende la bancada morada es arrastrarlos a su terreno sucio y enlodado desde el cual mienten e insultan cosa que no lograrán pues sus compañeros y él, se niegan a ser contaminados con tal acto de bajeza.

Pero no solo los miembros del Gobierno de Cifuentes se negaron a dar respuestas a los diputados, sino que asumieron la misma actitud los representantes de Salud y Economía, Enrique Ruiz y Engracia Hidalgo; específicamente la negativa de respuestas de Ruiz ante temas de mucha importancia generó una feroz polémica donde no solo se le respondió que no tenía la palabra, sino que terminó en una llamada al orden para Mónica García de Podemos y tras haber defendido a gritos su posición, también ha sido amonestado su homónimo Santiago Gutiérrez.

La reacción del diputado ha sido evocar la actitud ecuánime y totalmente ausente en este caso de Ana Pastor del PP, a quien se le reconoce por su actitud neutral en el Congreso de Diputados; afirmó que en Vallecas hay una absoluta ausencia de mesura e imparcialidad de parte de la presidenta de la Asamblea, quien actúa cercenando e ignorando el derecho a obtener las respuestas necesarias ante temas tan delicados.

Desde Podemos señalan que la raíz de toda esta controversia es que el Gobierno no ha suministrado las actas solicitadas referentes a la expansión por Latinoamérica del Canal de Isabel II.