El ejecutivo español procedió el pasado viernes a congelar sus conversaciones con la Generalitat, debido a la negativa de la misma a retirar las enmiendas al Proyecto del Ejecutivo y su exigencia a negociar un Referéndum sobre la independencia, lo cual ha denotado un evidente giro en el discurso del Presidente Sánchez, viéndose así un claro tinte electoral.

En el Congreso se  debatirá sobre las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos, por lo que el Presidente asume que le serán devueltos por la Cámara, por cuanto los vetos de ERC y PEDeCAT  imposibilitan su tramitación.

Muy  a pesar de que el gobierno ha tratado de obtener su respaldo con propuestas como el diálogo,  una  mesa de partidos, Comunicado de Pedralbes y la figura del mediador/relator, donde se negociaría al margen de los partidos.

En estas circunstancias, Gobierno y Partido dan por descontado la inminencia de una elecciones generales que podrían llevarse a cabo antes de las europeas, autonómicas y Municipales a finales del mes de Abril.

Hasta ahora no hay fecha precisa, pero se da casi por un hecho que Sánchez convoque en días venideros, si como se divisa que la Cámara devuelva los presupuestos con enmiendas.

La tesis de que las generales, autonómicas y municipales se celebren conjuntamente el 26 de Mayo carece de respaldo mayoritario en el partido, porque según su criterio favorecería la movilización de la izquierda, es la hipótesis del “Superdomingo” que no cuenta con muchos adeptos.

En la Moncloa la tensión es palpable entre los miembros del Gobierno, que esperan conocer la decisión que en las próximas horas debe tomar el Presidente Sánchez.

El inicio del juicio en el Tribunal Supremo contra los líderes independentistas que comenzaron el intento de secesión de Cataluña, ha complicado el panorama  y no contribuye para nada con la retirada de las enmiendas a los presupuestos y si a agotar la legislatura, ya que el Presidente claramente depende de los votos de ERC Y PDeCAT para su continuidad.

Sánchez acudirá hoy al Pleno aunque no se encuentra en agenda, donde la Ministra de Hacienda procederá a la defensa de las cuentas y los beneficios que suponen para Cataluña, porque entre otros elementos, significan una inversión millonaria.

La ministra de Hacienda María Jesús Montero rechaza el chantaje de los independentistas, para proceder a aprobar los presupuestos, se siente en el ambiente la inminente convocatoria a  elecciones generales.

ERC insiste en negociar la autodeterminación, mientras que PDeCAT  promete retirar la enmienda si hay diálogo sin condiciones. Tardá se dirige a Montero lamentando que los llame chantajistas por la propuesta formulada por ellos, según dice los republicanos catalanes no se lo merecen.