Durante la pandemia provocada por el COVID-19, nuestros estilos de vida han tenido que cambiar rápidamente y sin previo aviso. Esta emergencia sanitaria nos obliga a adaptarnos a nuevas formas de socializar, encontrar nuevos pasatiempos e incluso nuevas formas de trabajar. El teletrabajo, que anteriormente solo lo hacía un puñado de personas, se convirtió en la norma para todos los trabajadores de oficina que no pueden asistir debido a consejos de salud. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las cifras de teletrabajo se elevaron a niveles sin precedentes en ese momento, alcanzando el 27% de los empleados en teletrabajo en países como España.
 
Según Great Place to Work, una vez que termina la emergencia pandémica y pueden regresar a la oficina, solo el 0.5 por ciento de los empleados lo hacen cuando se les presenta la opción. Se sabe que el teletrabajo ofrece ventajas innegables, siendo la comodidad, los horarios de trabajo flexibles y los ahorros en viajes algunas de las principales ventajas que buscan los empleados. Pero, ¿sabías que es necesario preparar tu hogar para estar cómodo y continuar con tu desempeño normal? Además, ¿conoces los beneficios del teletrabajo?

Todo listo para trabajar desde casa

El teletrabajo nos ofrece muchas ventajas, como una mejor gestión de nuestro tiempo, lo que nos permite mejorar nuestra vida laboral y personal. Pero tanto si ya estás teletrabajando como si estás empezando ahora, es importante considerar un conjunto de requisitos mínimos para mantenernos productivos y lo más cómodos posible.
 

Materiales necesarios

Imprescindible disponer de ordenador, portátil o tablet para trabajar. Estos dispositivos son necesarios para que podamos realizar nuestro trabajo como si estuviéramos en la oficina. Además, si utilizas materiales como papel, bolígrafos o impresoras mientras trabajas en la oficina, te recomendamos que también utilices estos materiales en casa.
 

Internet

Tener un dispositivo electrónico es fundamental, pero también estar conectado a internet, el acceso a internet es fundamental para realizar nuestras tareas así como mantenernos en contacto con el resto del equipo, actualizarlos y compartir proyectos. Se recomienda internet de alta velocidad , de esta manera es más probable que evitemos problemas de conectividad que podrían derivar en problemas más graves. Excepto que nuestros servicios no tienen restricciones, o al menos son suficientes para nuestras horas de trabajo.
 

Enfoque y motivación

Es importante que permanezcamos tan enfocados y motivados como la oficina. Podemos distraernos con facilidad, pero debemos mantener los pies en la tierra y no perder de vista nuestro propósito. Para continuar con el ritmo de trabajo, debemos mantener los límites que nos hemos impuesto. También se recomienda estar atento a aquellos factores que puedan distraer y evitarlos o eliminarlos en la medida de lo posible.
 

Responsabilidad

Mucha gente generalmente cree que debido a que trabajamos desde casa, renunciamos a todas las responsabilidades de estar en la oficina, y algunos incluso creen que trabajar desde casa puede reducir o trabajar a un ritmo más pausado. Este no es el caso, ya que se sabe que los trabajadores encuentran una mayor motivación en el hogar, fijándose metas para lograr y, como resultado, hacer un buen trabajo.
 

Ventajas del teletrabajo

Hace unos años, un trabajo de tiempo completo en casa con un ordenador era impensable. Hoy, además de ser común y creciente, esta práctica tiene las siguientes ventajas:
  • Serenidad: no todas las oficinas son iguales, pero en general, trabajar desde casa nos permite evitar las distracciones de estar en el mismo espacio que otros colegas.
  • Ahorro: Tiempo y dinero. El trabajador medio tarda alrededor de media hora al día en llegar al trabajo. Si le sumamos el coste del combustible o los costes de transporte resultantes, trabajar desde casa es una gran ventaja para nosotros en este sentido.
  • Flexibilidad: Estar todo el día en casa nos permite coordinar nuestra vida personal y laboral de una manera más fácil y eficiente porque nos permite administrar nuestro tiempo como queremos.
Sin lugar a dudas, el teletrabajo tiene algunas desventajas, como el aislamiento o los problemas de comunicación debido a estar fuera. Pero gracias a la tecnología, esto último se ha vuelto menos común, ya que tenemos más tiempo para nosotros mismos, que podemos usar para reconectarnos con nuestros círculos sociales.
 
Por eso no tenemos dudas de que el teletrabajo ha llegado para quedarse.