La recuperación económica en España es todo un hecho. Eso es algo que al menos pregona a los cuatro vientos el gobierno del Partido Popular. El problema es que esta recuperación económica, a pesar de ir acompañada de una significativa bajada en el desempleo así como de un crecimiento bastante aceptable, no es suficiente para Bruselas. No en vano, no es la primera vez que instan al ejecutivo español a no lanzar las campanas al vuelo. Mucho más sobre todo si se tiene en cuenta que la situación de muchos españoles todavía es muy precaria y que los sueldos no permiten a muchas familias siquiera llegar a final de mes.

La subida de salarios es urgente

Por todo ello, para mostrar una imagen de España que se corresponda con la que quiere hacer ver el gobierno, en el día de ayer, Fátima Báñez, no dudó ni un solo momento a la hora de exigir a los empresarios que es hora de subir los salarios. Una subida que según ella, sería factible en tanto en cuanto se sabe que las empresas españolas desde hace un año aproximadamente, están acumulando beneficios de una manera relativamente estable.

De todos modos, este aumento de salarios no solo es bueno desde el punto de vista de los trabajadores. El gobierno y las propias empresas son las claras beneficiadas ya que un empleado con un poder adquisitivo alto va a ser un consumidor. De ese modo no solo las empresas van a poder ganar más dinero sino que el gobierno va a poder decir que la economía de las familias no solo se está recuperando sino que está progresando. Algo que es de vital importancia sobre todo si se tiene en cuenta que España es la cuarta economía de la zona euro. Un puesto que tiene que merecerse en base a estos detalles que hemos comentado hoy aquí.