Los días 8, 10 y 12 de mayo de 2018, 43 países se reunieron en Lisboa para celebrar el concurso de música más antiguo y grande de Europa,” El festival de Eurovisión”. Es la primera vez, que Lisboa organiza este concurso, después de que el portugués Salvador Sobral ganara el concurso del año pasado en Kiev, la capital de Ucrania.

La producción de este evento tuvo un presupuesto reducido de 22 millones de euros, obteniendo una ganancia de hasta 100 millones de euros. Este gasto estuvo muy por debajo de los 50 millones que se gastó Ucrania el año pasado, con un beneficio de 20 millones. El más costoso, fue el de Azerbaiyán en 2011, que invirtió un total de 56 millones de euros, para obtener ingresos de tan solo 8,2 millones.

La ciudad anfitriona del concurso, ha sido siempre la ganadora del año anterior. Hasta el momento, Reino Unido ha acumulado cinco victorias, incluyendo Bucks Fizz en 1981 y más recientemente con Katrina y The Waves en 1997.

El famoso concurso de Eurovisión 2018 impulsa el turismo en Lisboa

El Festival dio un gran salto en Lisboa, con decenas de miles de fanáticos de la música, que aumentaron aún más el récord de turistas en la ciudad. Los eurofans comenzaron a llegar en manadas el fin de semana pasado. En cada esquina había grupos de personas envueltos en banderas e incluso un viaje en el metro, implicaba escuchar una improvisada canción de Netta Barzilai, la diva de Israel, quién triunfó este sábado en el Altice Arena de Lisboa, con su tema Toy, un canto contra el bullying,

Los hoteles en toda Lisboa estaban repletos, mientras que las cajas de los bares y clubes de la ciudad, sonaban tan fuertes como las canciones. La ciudad incluso tuvo su propia zona de fiesta dedicada en el centro, Euro Village. Miles de eurofans acudían cada noche para asistir a las proyecciones y actuaciones.

La Asociación de Hoteles y Restaurantes de Portugal, informó que las reservas de los hoteles habían subido un 40% en la semana de Eurovisión, en comparación con el año anterior.

Las reservas en el mercado de alojamiento online a través de AirBnb, se dispararon en más del 80 por ciento. En total, alrededor de unas 54.000 personas, fueron a Lisboa para el festival.Portugal y particularmente Lisboa, han disfrutado de un boom turístico en los últimos años, contribuyendo así, al crecimiento económico más fuerte del país, desde su rescate en el 2000.

Decenas de nuevos hoteles y cientos de apartamentos para alojamiento temporal, se abren cada año, mientras que una nueva terminal de cruceros presentada a finales de 2017, duplicó el número de llegadas por mar en el primer trimestre de este año, en comparación con el año anterior.