Nuestra vida moderna tiene el impacto de Internet como sello. Lo hacemos todo por la red. Leemos las noticias, hablamos con nuestros amigos, compartimos recuerdos, compramos, vendemos, estudiamos y vemos cine y televisión. La red ha transformando nuestra vida y ahora lo hacemos todo entre ordenadores y tabletas, y eso sin contar que los últimos teléfonos inteligentes vienen configurados casi mejor que un ordenador.

Así es que nos pasamos el día compartiendo una enorme cantidad de datos. Ya sea que los almacenemos en la nube o en nuestro disco fijo, la realidad es que somos vulnerables. Es decir, que nuestros datos pueden caer en manos equivocadas.

Hemos escuchado hablar últimamente de los virus que han infectado desde hospitales hasta bancos, por no hablar de particulares. El propósito es siempre el mismo, obtener información,que es muy valiosa ya que es vendida en el mercado negro. Fecha precisas  como la fecha de nacimiento, todas nuestras palabras clave, números de cuenta, direcciones, todo lo que está en la red (es decir, hoy, en día, todo) puede ser leído, copiado y en definitiva robado por otras personas.

¿Y qué pasa con las redes sociales? Pues lo mismo. Todas las redes manejan nuestra información básica, pero en particular Facebook posee una enorme cantidad de datos que se acompañan con fotos, comentarios y fechas clave que siguen prácticamente el día a día de un a persona. Es fundamental estar conscientes de que todo, absolutamente todo lo que ponemos en internet puede ser leído, tarde o temprano, por cualquier persona y no sólo nuestro grupo de amigos o conocidos.  

Existe por ejemplo una página específicamente desarrollada para hackear Facebook, es decir, para facehackear ¿De qué se trata? Pues de una página web que permite el hackeo de Facebook en el 2017. Esto es, poder entrar en cualquier cuenta de usuario aunque no disponga de nombre y palabra clave.

Se trata en realidad de una aplicación sumamente sencilla, user friendly, que permite, aún teniendo muy pocos conocimientos de ordenadores, códigos y del mundo IT en general, acceder a cuentas de Facebook. Y todo esto sin necesidad de descargar ningún programa en nuestro ordenador

¿Cómo es esto posible? La plataforma está diseñada en tal modo que introduciendo simplemente la url del usuario en la plataforma, se puede acceder a la cuenta deseada y explora la privacidad del usuario. Es un método del que están ya hablando en varios artículos en la red.

Y no sólo, también son varios los periódicos importantes que mencionan este método que funciona a partir de un error, es decir, de lanzar un exploit, el mismo que asegura el acceso a cuenta de facebook. El programa se basa en buscar vulnerabilidades en las cuentas, escaneando cada una en modo completo hasta  encontrar los errores necesarios para poder infiltrarse por ese lado. Estos errores son comunes, por lo general son la consecuencia de los cambios de Facebook y sus constantes actualizaciones.

La plataforma permite un hackeo en total anonimato, realizado a través de un servicio de Proxy por el que se conectan miles de nodos – en realidad, servidores en otros países- permitiendo que todo el hackeo se mantenga en el más completo anonimato al ser encriptado. De este modo y para garantizar que nadie pueda interceptar algún tipo de comunicación, se borran todas las acciones realizadas, inmediatamente, además de distribuir mejor las cargas  derivando a distintos hostings.

¿Quién hace facehackear? Detrás de esta página se encuentra un equipo de trabajo  compuesto por programadores, todos expertos en seguridad informática, con una sólida trayectoria en proyectos relacionados con la seguridad. La página que es utilizada a diario por miles de usuarios, se abrió en el año 2011, contando con más de 25 mil cuentas de Facebook hackeadas. Los programadores se dedican a diario a mejoramos la arquitectura base del programa y a realizar actualizaciones permanentes, muchas de las cuales se han hecho recientemente gracias a los avances de los lenguajes PHP y PERL. La empresa ha empezado además a desarrollar una aplicación para móvil.

Recordemos que independientemente de que nuestro grado de vulnerabilidad es alto porque cada día los hackers crean nuevas herramientas de acceso a nuestros equipos o a los servidores, es fundamental mantener un mínimo de cuidado a través de la correcta instalación y actualización periódica de programas antivirus y programas anti malaware. Y no sólo: actualizar periódicamente nuestros programas nos hace más fuertes, porque los hackers aprovechan los huecos dejados por los programas sin actualizar y otro tipo de código erróneo o bugs para crear código (un virus) que les permita el acceso y el “robo” de nuestro tan preciado contenido.

Si bien no es garantía de invulnerabilidad, contar con estas herramientas es imprescindible si queremos estar tranquilos de que nuestros datos están seguros.