La Comisión de Seguimiento de Transparencia del Ayuntamiento de Madrid, conformada por la representación de todos los partidos políticos, se ha visto en la necesidad de hacer una llamada de atención a la directora general de Contratación y Servicios, Begoña Fernández, motivado por la falta de respuesta de un requerimiento relacionado con un informe de contratación pública, que desde diciembre de 2017, ha sido solicitado por esa Comisión en reiteradas ocasiones.

La referida Comisión, es la encargada de investigar varios contratos municipales que han sido otorgados al grupo Tangente, los cuales fueron también denunciados ante la fiscalía por parte del Partido Popular, presuntamente por delitos relacionados con la contravención, tráfico de influencias y malversación de fondos públicos.

En ese sentido, la Comisión divulgó el jueves 5 de julio, en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM), una solicitud manifiesta suscrita por el presidente Javier Moscoso del Prado, donde se le da un lapso máximo de 15 días, para que cumpla con la consignación del informe correspondiente.

En caso de no cumplir con la entrega, se tomarán medidas al respecto, pudiéndose considerar dicha falta como una leve contravención.

Exigen al área de Contratación y Servicios del Ayuntamiento de Madrid, la entrega del informe de contratación pública

Cabe resaltar, que el referido informe debe contener información referida a los distintos formatos de pliegos que contienen las cláusulas contractuales, los documentos soportes de las contrataciones, las recomendaciones relacionadas con la contratación pública, los criterios utilizados para la valoración de las subvenciones y la disposición sobre la publicación de las empresas invitadas a presentar las ofertas, entre otros.

En la segunda sesión de la Comisión de Vigilancia de la Contratación celebrada el 5 de julio, se sancionó a llevar al Pleno, la Memoria Anual 2017 del Ayuntamiento de Madrid, donde se refleja entre otros aspectos, un gasto total de contrataciones por un coste de casi 736 millones de euros, que incluye 30 millones destinados a la modalidad de contrataciones menores, lo cual es calificado como un gasto desmedido en la gestión de Ahora Madrid, por parte de la oposición.

La edil del partido socialista PSOE, Érika Rodríguez, señaló que la adjudicación de contratos menores, se presta para evadir los trámites referidos a los concursos por contratación de obras por un coste menor de 40 mil euros, así como las compras y servicios hasta un coste de 15 mil euros. También resaltó la existencia de contratos innecesarios, por lo que mereció su especial atención.

Por su parte, la Concejala de Cs, Silvia Saavedra, considera que los contratos menores son utilizados para ser otorgados de acuerdo a la conveniencia entre las partes, lo que no garantiza la transparencia del proceso, por tanto, es conveniente aplicar restricciones en cuanto a esa modalidad.