El Presidente de la Asociación Vecinal Retiro Norte, Alejandro Merino, ha liderado una campaña que va en contra del parking en Menéndez Pelayo el cual planea llevar a cabo el Ayuntamiento de Madrid.

Merino, que alguna vez se ubicó en el puesto 85 de la lista que tenía el partido del PSOE para la Asamblea de Madrid durante las elecciones efectuadas en el año 2015. En 2012 formó parte de la candidatura de Jaime Lissavetzky al Congreso del PSM que iba en contra Tomas Gómez.

Aparte, Alejandro Merino trabaja actualmente en labores de comunicación y prensa para España Global, más concretamente, en una secretaria de Estado dependiente que forma parte del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Merino junto a su asociación ha iniciado una campaña de recolección de firmas en el sitio web change.org claramente en contra del parking, desde el sitio ya se ha conseguido el apoyo de más de 27 mil personas.

Tanto en el PSOE municipal como también Más Madrid, han sido bastante críticos con el aparcamiento, esto desde el mismo momento en que se anunciara por parte del Consistorio el pasado mes de enero.

La petición en el sitio web escogido para la recolecta de las firmas, señala que este enorme aparcamiento no cumple con la demanda vecinal y tampoco favorecerá de ninguna forma al parque de Retiro, mismo que se encuentra incluido en las aspiraciones a Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

De hecho, es todo lo contrario perturbara la calidad de vida y especialmente la salud de todos los vecinos del barrio, Ibiza. El barrio dispone de 3 grandes hospitales y uno de estos está dedicado específicamente al cuidado infantil y se encuentra justo al lado de este parking.

El ex candidato del PSOE aprovecho para aclarar ante los medios, que esta campaña no tiene ningún tipo de relación con algún partido político.

Todo lo contrario, fue bastante insistente en que las razones para el inicio de esta campaña es evitar que se construya este parking con el que no están para nada de acuerdo, ya que de construirse este aparcamiento el trafico aumentaría considerablemente, al igual que la contaminación en un área en donde la estación que mantiene el control de las Escuelas Pías se encuentra entre las registra mayores niveles de dióxido de nitrógeno luego de la Plaza Elíptica.

Lo que significa una peor calidad de vida y salud para los habitantes de la zona y también podría incrementarse la cantidad de accidentes de tránsito con la construcción de este parking.

Por su parte, desde el Consistorio aseguran que existe una gran demanda dentro del barrio de Ibiza, debido a que cuentan con dos hospitales, lo que complica en muchas ocasiones las labores de estacionamiento, haciendo que una gran cantidad de coches tengan que dar vueltas durante un buen rato en busca de un lugar para estacionar.