El Informe Pisa ha revelado que los estudiantes españoles de 15 años son muy poco eficientes cuando de trabajar en equipo se trata.

Parte del informe se dedica a estudiar cómo se comportan a la hora de resolver problemas de cierta dificultad en colaboración con otros, estudiantes de 15 años de un total de 52 países, donde España se ubicó ligeramente por debajo de la media de la OCDE que es 500 puntos, obteniendo una puntación de 496, lo cual es poco significativo.

Ahora bien, entre comunidades autonómicas existes brechas muy importantes donde se encuentra una ciudad de Madrid con 519 puntos frente a una Extremadura con 474 puntos.

Resalta también en el informe, el bajo rendimiento de los estudiantes españoles, donde apenas un 4% destaca, siendo muy baja la tasa de excelencia estudiantil sobre todo porque la referencia de la OCDE se ubica en un 8%.

De acuerdo a los resultados del Pisa, el rendimiento destacado en ciertas materias está estrechamente vinculado con la capacidad del estudiante a la hora de resolver problemas en el equipo.

También revela el informe que las chicas destacan más en sus notas

Siete de cada diez estudiantes españoles de 15 años se siente realmente mal si no se conecta a internet

La OCDE destaca los pros y contra del trabajo en equipo, ya que se da con frecuencia una mala distribución de las asignaciones y miembros trabajando en asignaciones poco apropiadas, conflictos emergentes que dificultan la labor, sin embargo favorece el hecho de que las tareas puedan ser distribuidas y cada uno se centre en la solución de lo que le toca hacer.

Al parecer, hay algunos factores que inciden en los resultados, por ejemplo, tienen mejores resultados aquellos alumnos que no juegan con los videojuegos, que conversan poco por teléfono con amigos o compañeros y también los que usan la red para navegar o chatear.

El estímulo de los profesores es influyente también de cara a generar actitudes más positivas, la atención de los padres en sus actividades escolares y recreativas, interacción con los padres de los amigos de sus hijos y relacionarse con los amigos, está relacionado directamente con buenas notas.

Aun cuando muy poco influye la cooperación entre los profesores en el rendimiento de los alumnos, resulta interesante saber que muy pocos de ellos son proclives a colaborar entre sí, en principio las políticas de los institutos no se prestan para ello y es posible que no se sientan cómodos siendo observados por otros colegas, así lo señala Onofre Monzó, profesor.

Parte de las soluciones propuestas, tienen que ver con promover más actividades de grupo en el aula, donde el profesor actúe como supervisor, promover más actividades donde el estudiante asuma roles de responsabilidad como organizar encuentros, manejar presupuestos etc.; así mismo dejar menos asignaciones para el hogar.