De todos es sabido, no tanto porque sea algo que se pueda ver sino porque está siendo algo muy cacareado por el gobierno actual, que la recuperación económica es todo un hecho. No en vano, a pesar de que todavía no se deja ver en el tejido de la ciudadanía, lo cierto es que el crecimiento a nivel económico del país es algo objetivo según los datos que llegan desde Bruselas. Sin embargo, como también se ha dicho en alguna que otra ocasión, ahora es el momento de hacer un último esfuerzo para que la situación se estabilice lo máximo posible. Y esto solo se consigue contentando, una vez más, a Europa.

Unos 1.000 millones de euros que se deberían poder recaudar

Cuando la crisis era la gran protagonista del momento, fueron varios los planes que se activaron con el objetivo de salvar algunos sectores que eran vitales para la economía española. Uno de ellos era el tejido empresarial. Pues bien, para estas empresas, sobre todo para las grandes corporaciones, se concedieron unas ayudas desde la Unión Europea. Unas ayudas que ahora que de nuevo estas empresas vuelven a ser solventes, se quieren recuperar.

Por todo ello desde Europa se está metiendo algo de prisa a España para que recupere este dinero. Un dinero, concretamente unos 1.000 millones de euros que vendrían muy bien a las arcas nacionales. No solo porque ayuda a sanear las cuentas desde todo punto de vista sino porque hace que seamos obedientes de cara a nuestros socios europeos. Algo que es de vital importancia si queremos volver a recuperar no solo su ayuda sino también la financiación que durante todos estos años nos ha salvado de la quiebra más absoluta. Aun así habrá que ver el plazo que manejar Europa que siempre suele ser mucho más corto que el plazo que maneja España.