Tanto en los días previos como en los días posteriores al congreso de Podemos de Vistalegre II eran muchas las voces las que hablaban de la posibilidad de que Íñigo Errejón pudiera terminar en la Comunidad de Madrid tras haber pedido su pugna con Pablo Iglesias. Sin embargo, era el propio Errejón el que aseguraba que este congreso no pretendía ser un intercambio de cromos. Una situación que ha cambiado bastante a día de hoy al punto de que esa opción puede dejar de serlo para convertirse en toda una posibilidad.

Ambas partes lo asumen como una posibilidad

Todo empieza cuando Errejón afirma que lo que tiene que hacer ahora es ponerse a disposición de la nueva cúpula y del nuevo Secretario General. A partir de aquí, la nueva cúpula asegura que sería conveniente alejarse un poco de la persona de Pablo Iglesias. Sin embargo, en Podemos son muy conscientes de que Errejón tiene una gran imagen y que es un político muy válido. Por ello, desde la formación morada no dudan un solo instante en que tienen que aprovecharlo para hacer frente al Partido Popular en una de las plazas más importantes del país que no es otra que la de la capital de España.

Pero eso no es todo ya que Pablo Iglesias, sin ir más lejos, ayer en el programa Salvados que emitió La Sexta, aseguró que Errejón podría conquistar la plaza madrileña y ser un extraordinario alcalde o un gran presidente. Toda una declaración de intenciones en toda regla la que ha hecho Podemos y que no hace otra cosa que, al mismo tiempo, confirmar lo que ya adelantaron. La idea en las próximas elecciones es redoblar los esfuerzos hechos hasta este momento para conquistar aquellos territorios en los que no tenían apenas representación como es el caso de Madrid.