Tener una piel sana y libre de imperfecciones es una de las características más asociadas a la belleza y la juventud. La edad, algunas enfermedades, la genética o diversos factores ambientales, pueden causar manchas, marcas y otras alteraciones no deseadas en nuestra piel. Por suerte, en la actualidad existen métodos seguros y eficaces para mejorar la apariencia de las zonas afectadas por este tipo de lesiones.

Ya sea por motivos médicos, estéticos o simple comodidad, la eliminación de lunares indeseados es una de las intervenciones más demandadas en las consultas. Si bien antaño era necesario recurrir al bisturí o al nitrógeno líquido para deshacerse de ellos, hoy en día se obtienen mejores resultados gracias a la eliminación de lunares con láser CO2.

¿Cómo funciona el láser de CO2?

Esta tecnología láser concentra la luz de determinada longitud de onda en pequeños haces, que penetran la epidermis generando microperforaciones en la piel. Estas heridas microscópicas quedan rodeadas de tejido sano que estimula la producción de colágeno y, por tanto, la rápida cicatrización de la zona. Como resultado obtenemos la eliminación de lesiones de la piel sin dejar cicatrices ni marcas.

Tratamiento de lunares o nevus

Los lunares, también conocidos como nevus, son lesiones cutáneas muy comunes que consisten en la proliferación de melanocitos. Los melanocitos son las células responsables de la producción de melanina, un pigmento cuya concentración determina el color de la piel; de ahí que su acumulación produzca una coloración marrón o negra en la zona.

Los nevus son benignos y no deben confundirse con los melanomas. Por ello es importante que en caso de duda sean revisados por un dermatólogo, especialmente si se tiene intención de eliminarlos.

¿Es conveniente eliminar un lunar benigno?

Los motivos que pueden llevar a deshacerse de un lunar son muy variados, sin embargo el hecho de no desear su presencia es suficiente para proceder a su retirada, ya que no existen efectos secundarios graves que puedan producir arrepentimiento alguno por someterse al tratamiento de láser CO2 fraccionado. Este procedimiento es muy preciso y controlado, con lo que la posibilidad de dejar algún tipo de cicatriz o marca es muy reducida y casi nula si se siguen correctamente las instrucciones del especialista.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

El uso del láser CO2 sobre la piel requiere de la aplicación de crema anestésica sobre la zona a tratar para prevenir molestias. De esta forma el paciente solo sentirá un poco de calor, pero no dolor.

Después se procederá a tratar la zona con el dispositivo láser, que estará calibrado en función de la piel y las características de la lesión. Al finalizar se aplicarán gasas frías en la zona tratada para aliviar la sensación de calor y detener el impacto del láser en los tejidos.

Por último, se colocará una crema regeneradora y reparadora, cuya aplicación debe repetirse regularmente durante los días siguientes a la intervención.

Cuidado y recuperación

Como bien señalan los profesionales de la Clínica Médico Estética Bk, en Torrejón de Ardoz, cabe recordar que para asegurar los mejores resultados es necesario que, aparte de ser constante con la aplicación de la crema reparadora, se sigan las siguientes recomendaciones:

  • Evitar todo lo posible la exposición solar, cubriendo la zona por completo y usando protección solar que debe renovarse frecuentemente, incluso en interiores. Es recomendable hacerlo durante los tres meses siguientes a la sesión.
  • Aplicar compresas frías para disminuir la inflamación durante los primeros días.
  • Evitar apoyar el área tratada en la almohada al dormir, ya que esto podría empeorar la inflamación.

No hay que preocuparse por el hecho de que la piel esté enrojecida o se descame durante los primeros días, ya que esto es una reacción normal al tratamiento, que desaparecerá al cabo de dos semanas.

¿Qué otras condiciones pueden tratarse con esta tecnología?

Los lunares no son las únicas lesiones cutáneas que el láser de CO2 puede hacer desaparecer. Este tratamiento también está indicado para eliminar definitivamente o reducir otras afecciones como:

  • Verrugas
  • Puntos rubí
  • Xantelasmas
  • Millium
  • Cicatrices queloides
  • Estrías
  • Cicatrices producidas por el acné, la varicela o el herpes zoster
  • Manchas
  • Arrugas

¿Qué resultados se pueden esperar del láser CO2 fraccionado?

La Clínica BK, especializada en medicina estética en Torrejón de Ardoz, admite que este es uno de sus tratamientos más populares. Resaltan los buenos resultados y la mejoría de hasta un 90% en tratamientos orientados a homogeneizar el tono de la piel, disminuir la profundidad de las arrugas más pronunciadas y eliminar cicatrices severas.

Reportan también un aumento en la calidad de vida de los pacientes sometidos a este tipo de intervención, debido a una mejora en su autoestima, pero también por el incremento de la movilidad en ciertos tejidos anteriormente afectados por cicatrices queloides y quemaduras de gran tamaño.

Por tanto, está claro que la aplicación de este tratamiento por parte de buenos profesionales cualificados puede satisfacer con creces las expectativas de los más exigentes.