Si has decidido a comprar una envasadora al vacío o lo estás pensando, seguramente has reparado en sus múltiples ventajas, y es que cada vez está más de moda comprar este tipo de electrodomésticos que, aunque en ocasiones tenemos cierto escepticismo al comprarlos, también es cierto que existen artilugios totalmente sorprendentes que pasan a ser indispensables en nuestro hogar.

Al comprar envasadoras al vacío podrás despreocuparte de que los alimentos se quemen en el congelador, podrás mantenerlos mucho más tiempo, cocinar de diferentes formas y también ahorrar mucho espacio.

A la hora de comprar una envasadora debes fijarte en varias cosas:

  • El precio. Como en cualquier artículo que compramos, el desembolso monetario es una cuestión importante. Hoy en día en Internet podemos encontrar ofertas realmente interesantes, pero en función de la marca, este tipo de electrodomésticos cuesta entre 50 y 150 euros.
  • La potencia de succión. Al elegir una envasadora deberemos fijarnos en este punto. Si no lo conocemos bien, fíjate que viene expresado en vatios y que, a la hora de comprar un electrodoméstico de estas características, lo ideal es que tenga a partir de 100 vatios. Encontrarás modelos que dispongan de hasta 300 vatios.
  • Las unidades por embalaje. Se refiere al número de alimentos que caben en la bolsa. Para una máquina casera, la cantidad de alimentos suelen ser dos, no siendo necesario obtener más alimentos por embalaje en las cocinas de casa.
  • La capacidad de la bomba. Una de las características más importantes se refiere a este punto, y es que de esta capacidad dependerá cuánto aire se le extraerá a la bolsa donde el alimento que elijas será envasado. Es necesario aclarar que para casa no hará falta que tenga mucha presión, pues como las unidades por embalaje suelen ser una o dos, no tendrán un gran peso.

Una envasadora al vacío es una excelente opción para que tus alimentos se conserven mucho mejor. Para que te hagas una idea, un filete de ternera podría aguantar en el congelador unos 6 meses, pero si lo envasas al vacío, su aguante puede aumentar hasta 3 años, con lo que vale la pena disponer de una máquina de estas características, ya que todo lo que nos haga la vida más fácil, merece un lugar en nuestra casa.