Cuando se hace necesario encontrar un profesor particular, a menudo hay más preguntas que respuestas. ¿Estudiantes o profesores experimentados, jóvenes o adultos, hablantes nativos o profesores de habla hispana? Hemos preparado un sencillo manual paso a paso para ti.

Define metas

¿Por qué tu hijo necesita clases de inglés adicionales? “Para que sepa el idioma” es la respuesta incorrecta. Debes establecer metas claras y realistas: prepararse para los exámenes, mejorar las calificaciones, desarrollar sus habilidades de expresión oral para mudarse a otro país o lidiar con un aspecto particular del idioma, como la gramática. El profesor particular definitivamente te hará esta pregunta.

Elige el formato

¿Clases grupales en cursos, clases particulares con un profesor, clases online? Asegúrate de preguntarle a tu hijo qué es lo que más le gusta, pero considere tus propias posibilidades, incluidas finanzas. Ten en cuenta que nadie, ni siquiera el mejor profesor, podrá lograr mejoras notables en 5 a 10 clases. Las clases adicionales son una historia para varios meses. Si te parece que un profesor particular te saldrá demasiado caro, prueba clases de inglés online para niños. Las clases también serán particulares, no tienes que llevar a tu hijo al profesor y de vuelta, y el costo de estas clases es menor que el de los profesores particulares comunes.

Investiga el mercado

Mira lo que el mercado educativo local tiene para ofrecer, visita los sitios web de las escuelas de idiomas y los foros de mensajes. Esto te ayudará a calcular las tasas promedias y enumerar los 10-12 profesores más convenientes. Si vives en una gran ciudad, es probable que haya hablantes nativos entre los candidatos. Muchos padres quieren que sus hijos estudien inglés con un extranjero, pero hay que tener cuidado con esta idea. Las clases con un profesor de habla inglesa serán útiles solo para aquellos que ya han alcanzado al menos el nivel Intermedio, conocen las reglas básicas de gramática y serán capaces de comprender las explicaciones del profesor. Las clases con un hablante nativo son una excelente opción para superar la barrera del idioma, mejorar la pronunciación y prepararse para ingresar a una universidad extranjera. Pero para los principiantes es mejor estudiar con un tutor que hable español.

Pregunta

Siéntete libre de hacer preguntas. Pregúntale al profesor sobre tu experiencia docente, qué ayudas usa en su trabajo, qué programa lleva a cabo las clases y con qué frecuencia se comunica con hablantes nativos. Incluso una conversación breve puede decir mucho sobre un profesor. Si estás buscando un profesor para un alumno de quinto grado, es poco probable que un profesor de instituto sea para conveniente para ti: está acostumbrado a trabajar con estudiantes adultos motivados y a dar material de manera académica. Los niños aprenden más fácil y rápido mientras juegan, pero es posible que el profesor no esté familiarizado con las técnicas de enseñanza de juego. Para mejorar tus habilidades para hablar, es mejor buscar a alguien que las use con regularidad: viaja al extranjero, es amigo de extranjeros y sabe lo que está pasando con el inglés moderno.

Busca opiniones

Explora sitios web de selección de profesores, pregunta a los amigos y a los padres de los compañeros de clase de tu niño. Presta atención no solo a las características personales de un profesor, sino también a sus logros. ¿Cuántos estudiantes preparó con éxito este profesor para el IELTS o TOEFL, cuántos de ellos pudieron ingresar a una buena universidad? Estos son indicadores muy específicos. Dirán más sobre el profesor que cualquier descripción de sus métodos.

Encontrar un profesor particular para un niño no es tarea fácil. En las capitales, se corre el riesgo de confundirse por la abundancia de ofertas, mientras que en los pueblos pequeños, por el contrario, no hay suficientes buenos profesores. Si no estás listo para realizar una investigación de mercado a gran escala, entonces podría valer la pena probar la escuela de inglés online para niños.