Había gente que pensaba que las ramificaciones de la operación Lezo únicamente iban a llegar hasta Ignacio González y a algunos de sus más cercanos colaboradores. Sin embargo, había otros que teorizaban con la posibilidad de que todo esto fuera algo más grande. Más que nada porque parecía un conjunto de operaciones lo suficientemente importantes como para que no se pudiera llevar con tan pocas personas, las cuales, por cierto, tampoco tenían una gran relevancia dentro del mundo de la política y de la empresa.

Eduardo Zaplana creó una red opaca para desviar fondos al extranjero

Ahora que se van conociendo nuevos detalles de la investigación se ha sabido que Eduardo Zaplana, que no hay que olvidar que fue uno de los ministros de máxima confianza de José María Aznar, creó una red totalmente opaca al fisco que tenía como objetivo poder desviar los fondos que se obtenían por la compra de empresas por parte del Canal de Isabel II, a cuentas que estaban fuera de las fronteras españolas.

Gracias a esta res no solo se podía mover dinero con total impunidad sino que se conseguía que todo ese dinero no fuera declarado al erario público. En otras palabras, gracias a ese entramado que creó el señor Zaplana se consiguió evadir una gran cantidad de dinero al fisco en concepto de impuestos que no se pagaron bajo ningún concepto.

Como no podía ser de otro modo, Eduardo Zaplana ha negado la mayor y asegura que él no ha tenido nada que ver dentro de esta operación y que en ningún momento ha creado ninguna red de empresas ni nada que se le parezca. El problema es que su nombre aparece en algunos documentos que están siendo investigados y las pruebas parecen realmente sólidas. ¿Caerá alguien más del Partido Popular en los próximos días?