Desde las filas socialistas, y a pesar de que el apoyo a Manuela Carmena es casi incondicional, se ha mostrado, a través de las redes sociales, el rechazo del equipo de Carmena ante la abstención, de manera conjunta con el PP, para que los familiares de presos del régimen de Venezuela vengan a Madrid de visita.

Pero ahí no termina todo ya que desde el PSOE, concretamente el señor Carmona, critica a Carmena ya que, según él, no acude a todas las reuniones que hace el grupo. Un reproche que no ha tardado en ser respondido ya que, según la alcaldesa de Madrid, ella acude siempre que puede y la agenda se lo permite a los plenos y a las reuniones que se organizan.

Una abstención que puede significar algo más

Sin embargo, desde Ahora Madrid, se ve en esta abstención algo más. Más que nada porque, aseguran que desde que el PSOE a nivel nacional se abstuvo para que el Partido Popular pudiera tener el control del gobierno y comenzar la legislatura, no han sido pocas las trabas las que se han puesto al gobierno de Manuela Carmena.

Esto lo que lleva es a pensar que el Partido Popular puede estar ofreciendo determinados pactos a nivel nacional a cambio de que, con el paso de los meses, se pueda hacer fuerte en algunas de las plazas que perdió en las pasadas elecciones. Una de ellas, y por cierto una de las más importantes es la de Madrid. Por ello, desde las confluencia de Podemos, como es la del caso de la capital de España, se temen espantadas de este tipo. Algo que no quieren que ocurra ya que supondría otorgar al partido conservador un poder que no se ha ganado en las urnas y que no haría otra cosa que aprovecharlo para sus propios intereses.