De acuerdo a los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, al 22 de marzo de 2018, un total de cinco mujeres han sido asesinadas en España durante el primer trimestre del año, a manos sus parejas actuales o de hombres que habían mantenido anteriormente alguna relación amorosa.

A este estadística oficial, se añadiría el nuevo caso de una mujer  encontrada muerta el pasado sábado 24 de marzo, en una cuneta a la altura del Km 56 de la autovía A-5, en el término municipal de Santa Cruz de Retamar en Toledo.

Según información de la Guardia Civil, esta muerte se realizó por arrollamiento intencional y estaría relacionado presuntamente con un crimen de género.

Esta teoría policial es totalmente contraria a la declaración dada por el Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que cuatro horas después del hallazgo del cuerpo, aseveró que la víctima había perecido en un accidente vial. No obstante, el delegado del Gobierno en Castilla- La Mancha, José Julián Gregorio, no descarta la violencia machista y será el resultado de la autopsia y de las pruebas forenses, la que determinen las verdaderas causas.

A pesar de esta cifra de seis mujeres fallecidas, sí se compara con estadísticas de años anteriores, este trimestre ha sido el período con menos víctimas mortales registradas por esta misma causa en España, desde el año 2008.

El primer trimestre de 2018 puede cerrar con el menor número de asesinadas por violencia de género de la última década

Se trataría de un total de once fallecidas menos con respecto al 22 de marzo del año pasado. Sin embargo, esta tendencia no es un aval para asegurar de que el año 2018 concluya con menos casos de violencia de género.

De las cinco mujeres fallecidas, solamente una de ellas había denunciado días antes a su agresor. La primera víctima registrada por violencia de género, fue Jennifer Sofía Hernández Salas, de 46 años, quien hizo una denuncia previa el 8 de enero y tras una fuerte discusión con su ex pareja, la asesinó el 19 de enero, en su domicilio en Santa Cruz de Tenerife.

El segundo caso se produjo en Guadix, Granada, donde María del Pilar Cabrerizo fue ultimada por su esposo el 4 de febrero.

En La Viñuela, Málaga,  se produjo la muerte de María Adela Fortes, de 44 años, el 12 de febrero por parte de su pareja y en Asturias, la victima Paz Fernández Borrego, de 43 años perdió la vida a manos de su ex novio.

Por último, la muerte por envenenamiento de una mujer llamada Celia R.A. de 90 años, en la residencia municipal de mayores de Mazarambroz, en Toledo, ha sido el quinto caso registrado que presuntamente encajaría como violencia de género.