Una desconcertante noche se percibió el pasado lunes, entre todos los asistentes y directivos que se encontraban en el gran acto oficial de inauguración del Mobile World Congress, en el Fira de Barcelona en Gran Vía, a causa de la inasistencia al referido evento, de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de la Generalitat y del presidente del Parlament, Roger Torrent.

Personalidades presentes en el Mobile se han inquietado ante la actitud de protesta asumida por Colau, lo que pudiera ser mal interpretado por parte de su organizador la asociación GSMA, trayendo como consecuencia la posibilidad de que este hecho afecte de alguna manera, la realización del evento para los próximos años en Cataluña.

En tal sentido, tal postura adoptada por Colau, Torrent y los representantes de la Generalitat, ha convergido en manifestaciones independentistas y en un duro golpe de imagen, del que se espera se puedan recuperar prontamente.

Un día después del desplante ocurrido ante al Rey Felipe VI, en el acto inaugural del Mobile World Congress (MWC) y entre un ambiente tenso, la Alcaldesa de Barcelona Ada Colau, decidió  acompañar al monarca a una reunión matutina desarrollada en el referido Congreso, que incluyó un recorrido sobre las novedades tecnológicas presentadas en el mismo, junto a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro Álvaro Nadal; el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo y la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín, entre otros representantes.

Samsung regala un móvil Note 8 a los 200 pasajeros de un vuelo de Iberia

Entre tanto, la alcaldesa de Hospitalet en un encuentro producido dentro del espacio gastronómico organizado por ese ayuntamiento en la entrada del Mobile, opinó sobre la conducta presentada por Colau y el President del Parlament, considerando que tales actitudes no van a favorecer ni a aportar ningún tipo de solución a los problemas que actualmente se viven en Cataluña y aspira que no pongan en riesgo la continuidad del evento en la ciudad. Así mismo sugiere a la alcaldesa Colau, actuar con inteligencia pensando en el beneficio común de los ciudadanos.

Del mismo modo Marín aseguró, que John Hoffman, el máximo responsable de GSMA, sociedad que agrupa a los principales operadores de telefonía móvil a nivel mundial y organizador del congreso, ha demostrado una actitud alegre y optimista, una cualidad que también conservó durante la noche del acto inaugural.

Hoffman manifestó en la inauguración su falta de interés con relación a las disputas políticas presentadas en Barcelona y que la principal finalidad del Mobile World Congress es la de hacer negocios. Así mismo afirmó, no tener la intención ni planteada la opción, de una posible salida de Cataluña ya que por ahora existe un contrato suscrito hasta el año 2023.