En el marco de la jornada del pasado 2 de mayo cuando se conmemoraba la asonada de 1808 donde se levantó en armas el pueblo madrileño, contra la ocupación de Francia y la expulsión del ejército que tomó la Península;  la Comunidad de Madrid fue escenario de historias e intrigas muy particulares.

Una de ellas la protagonizó Esperanza Aguirre ex mandataria madrileña quien escuchó sin agrado comentarios ofensivos hacia Santiago Abascal presidente del partido Vox de parte de Pablo Casado líder del PP, con los que afirmaba que este le debía mucho a su organización, motivado al cobro de chiringuitos, mamandurrias y fundaciones.

Cabe recordar que fue la ex regidora Esperanza Aguirre quien puso al frente de la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid al dirigente de Vox, cobrando €82.000 euros anuales, más un bono de productividad. La dama expresó a la prensa de manera categórica que Pablo Casado quiso dar una patada a Abascal en su trasero.

A pesar de manifestar que no le duele el comentario cree que ha sido un error, ya que hay muchos de sus votantes que participarán tanto en las municipales como autonómicas y han elegido a Vox, pero actualmente lo replantean. Asimismo sostuvo que llamar a Santiago Abascal derechista cobarde, no lo llevan a nada.

El Juzgado cita como investigados y testigos, a ex compañeros y docentes del máster de Pablo Casado

Defendió la tesis de que su partido está en el medio e indicó que todos son culpables de los resultados electorales, los del PP, que no frenaron la desbandada que se inició cuando en Elche Mariano Rajoy enunció: “Liberales y conservadores que se vayan al partido liberal y al partido conservador”.

“Yo no me fui” dijo Aguirre, aunque otros si lo hicieron. Piensa que el reto es la unión, porque los más de 11 millones de habitantes españoles que no son simpatizantes del socialismo, separatismo o el comunismo no tendrán representación en el Gobierno.

Insiste que ante las inminentes elecciones que se llevarán a  cabo a final de mes, el 26 de mayo para ser específicos, hay que aglutinar el 53% y más de votos aproximados que suman en conjunto los partidos Vox, Ciudadanos y PP en la zona.

Recordó la ex presidenta local que la Comunidad de Madrid es la más floreciente de España y cuando el PP llegó ocupaba el quinto lugar. Así, como que dicha autonomía posee mayor renta per cápita y Producto Interior Bruto (PIB), donde se puede escoger el colegio o el médico y el horario comercial es libre.

Finalmente está convencida que las propuestas que aspiran mayor prosperidad y mayor libertad para todos son las del centro derecho y por si fuera poco desean que se garantice la unidad española, recalcando que  ganarán el venidero 26 de mayo.