Después de cumplir una condena de 6 años en prisión por el caso Bateragune, ha sido liberado Díez Usabiaga, ex secretario general del Sindicato Abertzale.

A la salida del recinto penitenciario ubicado en el Dueso, se encontraban cientos de personas que aguardaban por la liberación de Díez. Los convocados a homenajear a Díez Usabiaga se trasladaron al lugar en dos autobuses y entre los asistentes se encontraba Arnaldo Otegi condenado por las mismas razones y ya libre de cargos.

También se dieron cita al lugar Garbiñe Aramburu, del LAB, Tasio Erkizia, Rufi Etxeberria, Pernando Barrena, todos miembros de la mesa Nacional de Herri Batasuna, Lloido Gorostiaga, colaborista de ETA, Arkaitz Rodríguez, Miren Zabaleta y Sonia Jacinto del Sortu, también condenados por el mismo caso, Amaia Muñoa y el etarra Josu Zabarte condenado por 17 asesinatos.

Mientras aguardaban la salida del ex sindicalista, los asistentes gritaban consignas en favor de la liberación de los presos etarras.

Por su parte, el Gobierno de Cantabria prohibió anticipadamente la concentración que había pautado para las afueras del Dueso dado que los convocantes no hicieron la petición con suficiente antelación, por lo cual la misma fue cambiada a Muskiz.

También había solicitado la prohibición de tales actos en las afueras del Dueso, la Asociación Plataforma de Apoyo a Las Víctimas del Terrorismo tanto en las puertas de éste como en la plaza de Okendo, sin embargo el magistrado Fernando Andreu desestimó la misma por que no representaban ningún delito.

Otegui y Diez

Garbiñe manifestó su alegría por la liberación de Díez lo que representa un preso político menos y señaló la prohibición de la concentración en las puertas del recinto carcelario como una clara muestra de que el Gobierno es antidemocrático.

Amaia Muñoa declaró que el encarcelamiento del ex secretario muestra como el Estado español impide el desarrollo de otros proyectos políticos de forma igualitaria. Arkaitz manifestó su desacuerdo en que aun permanezcan 300 presos políticos vascos, que impide que se ponga en marcha el proceso soberanista.

Entre los gritos de emoción de los asistentes, salió el ex secretario y se enrumbó a Muskiz, donde se le esperaba para dar comienzo al acto político de recibimiento. Una vez allí dirigió un discurso a los presentes mediante el que solicitó unión y esfuerzo para liberar los presos de las cárceles, responsabilizando a las políticas penitenciarias de Francia y España de usar a los presos condicionando el proceso soberanista.

Afirmo su compromiso de seguir luchando en pro de la liberación de todos los presos políticos y el retorno de los refugiados, también clamó por la integración de las fuerzas sociales y políticas para ir adelante con la estrategia de soberanismo donde el sindicato Abertzale juega un papel fundamental