Los ya acreditados diputados Josep Rull, Jordi Sánchez y Jordi Turull por el partido Junts per Catalunya (JxCAT) y Oriol Junqueras de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), quienes se encuentran detenidos por los hechos ocurridos el 1-O, se pronunciaron públicamente ante el Parlamento a pesar que tenían una prohibición del Tribunal Supremo.

Con la colaboración de algunos compañeros de su tolda política lograron grabar unos vídeos donde expresaron su apoyo a favor de la república catalana e independencia.

Todos coinciden en un mismo propósito, la libertad

Se pudo apreciar en una de las cintas que Oriol Junqueras estaba orgulloso por obtener su nominación como diputado y no dudó en solicitar el voto para su fracción en los sufragios del 26 de mayo, donde también encabeza la lista para las elecciones europeas de Ahora Repúblicas con el firme propósito de llevar a la autonomía a su país.

Jordi Sánchez aseguró que el 1º de octubre ejerció su derecho al voto para ser libre y ayudar a la gente. Nos afanaremos para que Cataluña decida su futuro y con diálogo se conquiste la independencia y plena democracia.

Josep Rull destacó que la realidad es surrealista e inexistente; como diputado estás vigilado y no puedes hacer tertulias. Su causa es Cataluña y su libertad. Como legislativo independentista defenderá sus ideales y opiniones. Considera que el Estado español aplaca a aquel que disiente de él.

Por su parte Jordi Turull indicó que existen esperanzas de que se les permita efectuar su trabajo como diputados sirviendo a los habitantes de Cataluña y vecinos.

Al concluir la acreditación, Marta Borràs próxima portavoz de JxCAT, dijo que era vergonzoso que los cuatro delegados tengan que regresar a la cárcel cuando ya consta en acta que son legalmente diputados al servicio de una nación.

Obviando a Oriol Junqueras (ERC), la parlamentaria independentista habló del compromiso, la fuerza y determinación que poseen los representantes de JxCAT para realizar sus funciones. Asimismo declaró que ella custodiará los recursos materiales y las carteras que la Cámara facilitará a los nombrados porque ellos no pueden meter nada en la prisión.

Al referirse a los vídeos hechos por estos representantes mientras cumplían en el Parlamento con sus trámites de acreditación, subrayó que fueron grabados con la intención de informar a los ciudadanos sus intenciones y sobre todo porque el Tribunal Supremo les prohibió contacto con la prensa.

Aseguró que tanto Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sánchez desde el comienzo no han tenido como plan la renuncia de su acta como diputado; pues ellos están totalmente inclinados en su postura. En todo momento insistió que la Mesa de la Cámara defenderá los derechos de todos los diputados, incluyendo los detenidos del 1-O.