La Policía Nacional detuvo a un ciudadano turco que se apoda El Capitán en Madrid, el cual es el presunto líder de un grupo de narcotraficantes, estando también entre los principales distribuidores de heroína en el país, junto a 12 integrantes más de la misma organización, después de haberle intervenido alrededor de 25kl de dicha droga.

Según la Dirección General de la Policía, cada uno de los detenidos ingresó a la cárcel como supuestos miembros de una banda que se dedicaba a introducir y distribuir a España, enormes cantidades de heroína provenientes de Holanda.

La investigación fue realizada en 3 fases a través de las cuales fue posible desmantelar las diversas estructuras que componían dicha organización, o lo que es lo mismo, tanto los líderes dedicados a transportar la droga en vehículos como a los miembros de la red que se encargaban de contactar a los clientes y distribuir la heroína.

Un año de investigación

La investigación dio inicio 1 año atrás, después de que la policía detectó una banda de delincuentes dedicada a introducir y distribuir heroína en el país; algunos meses más tarde y luego de reunir suficiente información, lograron capturar a un par de miembros de la organización e incautar alrededor de 5kl de heroína camuflados dentro de tetrabriks y distribuidos en 10 paquetes de 1/2 kilo cada uno, esperando a ser entregados.

Asimismo, durante el registro realizado a la vivienda del proveedor, el cual resulto de origen de turco, fue incautado una gran cantidad de utensilios usados en la preparación de la droga, junto a dinero en efectivo y algunos vehículos.

Después de avanzar en las investigaciones, la policía consiguió identificar al líder del grupo y pudieron cerciorarse que era un ciudadano turco que se apodaba El Capitán, el cual a juicio de la Policía, se encuentra entre los principales distribuidores de heroína que existen en España.

Durante esta fase, se capturó a 3 miembros más de la organización, incluyendo al supuesto segundo al mando, el cual se especializaba en esconderla para su posterior traslado; mientras que otro miembro fue ubicado en la estación de Atocha llevando una bolsa cargada con 1kl de heroína.

Durante el registro del inmueble del lugarteniente, los agentes incautaron alrededor de 14.000 euros en efectivo y 19kl de la droga.

Algunos días más tarde, tuvo lugar el arresto de otro miembro, el cual era encargado tanto de contactar a los clientes como de distribuir la heroína en el sur de la capital española, cuya vivienda se encontraba en Torrejón de Ardoz y fue igualmente registrada.

Finalmente, hace algunos días se realizó un amplio operativo policial que permitió la localización y captura de los distribuidores, permitiendo así detener al resto de la banda.