Pablo Iglesias desde que asumió hace un año su victoria como Secretario General de Podemos, ante su rival Iñigo Errejón en el congreso de Vistalegre II, no ha mantenido su compromiso de “unidad y humildad” que tanto ostentaba en su discurso inicial, logrando de esta manera despedir masivamente a un 65% de los trabajadores de Podemos, que estarían relacionados con el sector errejonista del partido.

Hasta la fecha ha despedido y sustituido a más de 30 personas de una plantilla que rondaba alrededor de los 100 trabajadores de la sede central de Podemos, supuestamente sin convocar un proceso acorde a los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), que de acuerdo al Estatuto de los Trabajadores, es de obligatorio cumplimiento cuando se presentan despidos de esa índole.

Los trabajadores afectados ocupaban cargos en diferentes áreas como las de RR.HH., Prensa, Diseño, Participación, Seguridad, Producción y Logística y Secretaría Política.

Iglesias comenzó retirando al responsable de Secretaría Política y cambiando también la denominación de esa área por la de Secretaría de Análisis Estratégico y Cambio Político, nombre largo y llamativo no acorde a su mediocre función.

Errejonistas despedidos en Podemos denuncian un ERE encubierto a Trabajo

A partir de allí, continuó la salida de cargos intermedios en 13 áreas de la organización, en donde los errejonistas llevaban la batuta. Solamente, las áreas de función de Exteriores y LGTB, se mantiene aún en manos de errejonistas.

Aparentemente el despido no está relacionado a situaciones económicas, técnicas o productivas, en vista que Podemos cerró a finales del año 2017, con un incremento en sus ingresos de 12 millones de euros, lo que representa un 412% en comparación con los ingresos del año 2016, dinero que fue destinado para pagar los despidos de los trabajadores.

Es normal que tras un cambio en el congreso, existan algunos movimientos de personal, sin embargo en el caso de Iglesias, desató una radical purga de trabajadores, simpatizantes o colaboradores del partido de Errejón. Así mismo, hizo una total transformación interna en la organización, eliminando puestos de trabajo y creando otros sin funciones.

En resumen, de las 20 áreas que componen a Podemos, Iglesias domina 17, el sector errejonista 2 y los anticapitalistas 1.

Al comparar el total de las partidas de nóminas publicadas en el sitio Web de la organización, se puede evidenciar que de un total aproximado de 225 mil euros en gastos de personal para el mes de marzo de 2017, bajó a 165 mil en el mes siguiente, justamente cuando se realizó la mayor parte de los despidos.

Posteriormente en el mes de mayo, el gasto de la nómina ascendió a 204,5 mil euros, lo que coincide con la sustitución y nuevas contrataciones de personal.