A pesar de que para muchos la capital de España es uno de los lugares en los que la diversidad cultural es la protagonista, todavía no hay ninguna ley que apruebe el hecho de tener un fumadero de cannabis. Sin embargo, como ahora vamos a detallar, esto no quiere decir que no los haya. Es más, recientemente la Policía Nacional ha tenido que desmantelar dos fumaderos de este tipo tras recibir varios avisos de los vecinos de la zona. Una labor la de los ciudadanos que ha sido inestimable ya que de otra manera hubiera sido mucho más complicado.

Se alertaron al ver tanta gente

Todo surge cuando en el distrito de Chamartín, la Policía Nacional no ha querido que trascienda el lugar exacto, los vecinos se alertan la ver cómo el trasiego de gente en dos locales muy concretos aumenta de forma poco usual. Si bien es cierto que al principio no se detecta ninguna actividad sospechosa, una vez que la Policía Nacional decide poner el foco en aquellos lugares, se da cuenta de que no solo son fumaderos para la gente sino que al mismo tiempo eran puntos en los que se podía comprar con total impunidad esta sustancia. Los responsables, un total de siete personas, ya han sido detenidos y se les ha imputado un delito contra la salud pública.

Sin embargo, al mismo tiempo, como no podía ser de otro modo, se reabre el debate sobre si se debe legalizar el consumo de cannabis bajo algunas condiciones muy concretas como puede ser su uso terapéutico. El problema es que no solo no hay una normativa legal vigente sino que todavía se tiene muchos prejuicios sobre el tema a pesar de que son muchos los estudios los que hay que avalan el consumo de esta sustancia con fines médicos.