Dicho deporte de raqueta es uno de los más practicados por personas de todas las edades debido a la diversión que ofrece y a sus ventajas en cuanto a la salud.

Desde hace unos cuantos años el pádel ha pasado a ser uno de los deportes más practicados en España y ésta ha logrado contagiar la fiebre del pádel a otros países como Francia, los cuales nos sitúan como los primeros en este deporte. Susodicho estereotipo no debe sorprendernos, pues es el deporte practicado favorito por los españoles de todas las edades. Nos proponemos darte los puntos positivos de realizar este deporte y cómo hacerlo de la mejor manera.

padel

Diversión por los codos

Los deportes de raqueta siempre han tenido fama de ser de los más divertidos y, a contrario que el tenis o el squash, el pádel pide menos esfuerzo físico para procurar el mismo nivel de diversión. ¿Alguna vez has probado el tenis? Puede resultar complejo pues golpear la pelota de tenis solicita mucho esfuerzo y potencia. Además, el peloteo es mucho más largo en el pádel, pues el terreno es más pequeño y es más sencillo darle a la pelota, por lo que evitará tener que estar yendo a recoger la pelota cada dos por tres y poder durar algo más que en el Tenis. Ese hecho hará que te diviertas, que te sientas cómodo con este deporte, pues pasarás más tiempo jugando, y menos recogiendo la pelota del suelo.

La accesibilidad del pádel

Si algo identifica a este deporte es que se trata de uno relativamente rápido para aprender, pues los jugadores pueden mejorar muy rápido y disfrutar de partidas mucho más intensas y divertidas. Además, el hecho de que el deporte se realice con un muro, permite que tanto novatos y principiantes como expertos y profesionales puedan jugar, pues ellos mismos decidirán la intensidad del juego midiéndola con sus tiros.

También, el hecho de que haya posibles rebotes hace que tengas más posibilidades de darle a la pelota, pero también que vigilar desde más ángulos, lo que hace que tus capacidades cognitivas y tus reflejos se desarrollen considerablemente.

Por último, la raqueta de pádel es muy sencilla de manipular, es compacta y sólida, como si fuera la prolongación de tu brazo. Procurarse un buen material para este deporte es esencial, y desarrollaremos este punto un poco más tarde.

El aspecto social de este juego y deporte

Lo bueno es que puedes jugar en equipo, pues desde el momento en el que se inicia el juego, se crea una complicidad con el contrincante. De hecho, pueden jugar hasta 4 jugadores, y es posible desarrollar el aspecto social manteniendo conversaciones o, simplemente, pasándolo bien en grupo. Por último, todas las edades están invitadas a practicarlo, pues tanto gente mayor como niños pueden formar parte de esta experiencia.

Está comprobado que los niños logran desarrollar sus reflejos y sus capacidades de concentración practicando un deporte como el pádel y resulta que algunos de nuestros mejores tenistas como Rafa Nadal comenzaron sus andanzas con el pádel.

El aspecto técnico: ¿Cómo jugar de manera correcta?

Es muy importante procurarse un buen material para jugar como es debido. Existen muchos tipos de palas, y saber cuál es la que más se adapta a nosotros dependerá de nuestra edad y de qué uso queremos darle. Hay palas para principiantes, para gente que quiere jugar de manera profesional, y para aquellos que quieran pasar buenos ratos y jugar entre amigos. 

Te recomendamos fuertemente que optes por palas personales y no las alquiles en el lugar en el que vayas a practicar el pádel, pues suelen tener material gastado y de dudosa calidad, por lo que no podrás disfrutar plenamente de la experiencia. Piensa que muchos clubes de pádel permiten que colegios hagan escapadas deportivas ahí, y sabemos que los más jóvenes suelen maltratar el material.