Que podamos decir a donde se dirige el precio que puede tener el petróleo, significa que estamos expuestos a que nos observen haciendo el ridículo o también a que podamos manifestar optando por representar los sucesos.

Lo que es la verdad de lo que es la frase del reconocido especialista en economía  keynesiano John Kenneth Galbraith, dice que “las predicciones en economía se han hecho para hacer que la astrología parezca respetable“.

Sin embargo, la situación que no deja de ser contradictoria referente a Galbraith, quien no es más que otro keynesiano, el Nobel Paul Krugman comento: “su reputación entre el público no parece haber sufrido a pesar de sus errores”.

El precio que puede llegar a tener el petróleo, aún representa una actividad, que para las personas que son expertas en el tema, es algo que aún no se sabe cuándo bajará  y que además para la última palabra, es una situación que termina por reducirse a la oferta y a la demanda, así que si el precio que tiene el petróleo es demasiado alto, la inversión en la producción se incrementa, las personas terminarán por realizar menos compras y se incrementa lo que son la búsqueda de poder encontrar alguna fuente de energía alternativa, hasta que pueda existir la posibilidad de que la demanda se pueda detener o que esta pueda caer y que a la misma vez venga acompañada por el precio del crudo.

El petróleo barato ha preparado el terreno para una industria del fracking más fuerte

Por lo tanto, la inversión termina en caída, la producción ya no podría llegar al consumo y puede ocurrir que se acumulen los stocks, hasta que por último se comience a sacar muy poca cantidad de petróleo, por lo que el precio se vuelva a incrementar y de esta manera se repita el mismo ciclo.

Por supuesto que el petróleo representa una industria bastante intensa referente al capital, que son los lugares en donde las inversiones llevan demasiado tiempo.

Por lo que si los consumidores comienzan por tener un consumo reducido del crudo, la producción del mismo aún se incrementa más si cabe y si de esta misma forma la demanda comienza de nuevo, las inversiones que se hacen son bajas y la oferta suele tarda mucho tiempo para poder cubrir con lo que son las necesidades del mercado. Esto es algo que pone fuera de si lo que son las subidas y también las bajas.

La agencia Internacional de la energía o por sus siglas AIE, realizó una revisión bastante elevada acerca de su previsión del incremento de la demanda a nivel mundial para la fecha de este año, en una cantidad de 1,5 a 1,6 millones de barriles por día, de manera indispensable esto se debe al incremento del consumo en Europa y EEUU.

En el mes de julio, lo que fue la cantidad que se almacenó del crudo en las economías que se encuentran industrializadas no se incrementó, lo que es algo que suele pasar para ese mes, quiere decir, que se pudo mantener estable, otra señal de que la demanda comienza de nuevo.