Desde hace ya algún tiempo se viene apuntando el hecho de que España no está cumpliendo con la Unión Europea en todo lo que tiene que ver con el medioambiente. Si bien es cierto que durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, desde España se impulsaban las energías renovables y todo lo que tenía que ver con la lucha contra el cambio climático, lo cierto es que en los últimos años no se está haciendo nada. Y esto es algo que no solo repercute en el nivel de contaminación del país sino que también repercute en las arcas del estado ya que son muchas las multas las que ponen a España por no cumplir con algunas normativas.

Sanciones por no cerrar 60 vertederos

Uno de los objetivos del siglo XXI de la Unión Europa era impulsar lo que se conoce como espacios limpios. Esto conllevaba un gran esfuerzo por partes de algunos países ya que lo que tenían que hacer era invertir dinero en inhabilitar algunos vertederos y ofrecer alternativas de gestión de esos residuos.

Pues bien, esto España no lo está llevando a cabo y por ello ya ha sido sancionada. Lo que se pide es que se cumpla una directiva que data del año 2008 y en la que se insta a nuestro país a clausurar los más de veinte vertederos que hay en las Islas Canarias y en Castilla y León. Sin embargo, desde el gobierno se recurre a las razones presupuestarias para dar carpetazo al asunto y no hacer nada.

El problema es que esto es poco menos que una bola de nieve que cada año que pasa se enquista más y por lo tanto actuar es más complicado. ¿Esperarán y seguirán asumiendo las multas o reaccionarán y harán algo para combatir este problema que afecta a todo el país?