El DIY está cada vez más de moda. Por si no estás muy relacionado con el término, proviene de la frase en inglés “Do It Yourself”, que traducido sería “hazlo tú mismo”. Aunque es mucho más habitual asociarlo al mundo de las manualidades, es aplicable a otros muchos conceptos, desde diseñar tu propio jardín, hasta organizar cualquier evento por tu cuenta.

eventos

Si eres de aquellos a los que les gusta valerse por sí mismos para casi todo, se acerca un evento importante y necesitas algunos consejos sobre cómo organizar una fiesta, aquí van algunos que harán que no dejes indiferente a nadie.

En primer lugar, saber cuánto tiempo necesitas para organizarlo y adecuarlo todo al tiempo del que dispones. Si lo que estás organizando es un evento grande, como una boda, necesitas bastante antelación, mínimo medio año, en primer lugar, por la lista de espera de los posibles sitios para la celebración, que a veces puede ser incluso de un año. Si es un evento algo más pequeño y discreto, como la celebración de un cumpleaños o una fiesta en casa, basta con un plazo de 24 o 48 horas. Muy importante, suele ser recomendable elaborar una lista con las cosas que necesitas, así no olvidarás ningún detalle y será mucho más sencillo planificarlo todo.

En segundo lugar, pero no por ello menos importante, la decoración. Si tu evento cuenta con una buena decoración, hará que tus invitados lo recuerden para siempre. Una opción que se está poniendo bastante de moda y no es nada cara, es la de decorar con globos de helio, se pueden hacer millones de cosas, usar globos con forma de letra para escribir palabras, elaborar un arco para decorar la entrada o hacer figuras de superhéroes y dibujos animados para las fiestas de los más pequeños. Algo que se viene haciendo desde hace un tiempo es sujetar muchos globos al techo con una red y soltarlos en algún momento del evento consiguiendo un momento inolvidable. Eso si, no hay que olvidar comprar helio, no sé si alguna vez has intentado hinchar el típico globo de foil (los de aspecto metalizado) con forma de numerito a pulmón, pero es un trabajo más que tedioso y además, cuando por fin lo consigues, si es que lo logras, el globo no vuela.

Algo que siempre viene bien es una fiesta es hacerla temática. Como, por ejemplo, una boda inspirada en el cine, que cada mesa sea una película famosa y elaborar un seating plan que parezcan los créditos finales, también se puede decorar con claquetas y cintas de película. Si es un cumpleaños, comunión o cualquier fiesta para los peques, recurrir a sus personajes favoritos para casi todo, la decoración, la tarta, incluso quizá, comprar accesorios para que los niños puedan disfrazarse. Y hablando de disfraces, esto siempre funciona en las fiestas para adultos, desde algo tan sencillo como una fiesta estilo años 90, hasta fiestas inspiradas en cómics, pasando por fiestas hawaianas o mejicanas, todo vale.

Punto clave en toda fiesta, sobre todo en las temáticas, elegir bien la comida, no hay fiesta mejicana que se precie sin la aparición estelar de unos buenos nachos. No puede haber una fiesta inspirada, por ejemplo, en la película Grease y acabar comiendo paella, lo suyo es recurrir a unas buenas hamburguesas. Si vas a recurrir a un menú o catering, encárgate de probar varios antes, asegurarte de que tu opción es la mejor. Si también vas a encargarte tú de esto, lo mejor es recurrir a los aperitivos, la elección de los mismos dependerá del nivel del evento. Eso si, sea cuales sean, la colocación y el menaje que uses es importante, por ejemplo, algo que queda genial, es colocar los quesos o patés en bandejas estilo pizarra y poner el nombre o de qué es cada uno encima, otro truco es usar copas, vasos o incluso tazas para meter aperitivos dentro, en el caso de las tazas queda muy bonito meter chocolate o chucherías. Si no te fías mucho de usar cristal o cerámica, recurre a las cajitas de madera, al cartón y al plástico, pero siempre bonitos y acorde con la fiesta, como por ejemplo el típico recipiente para palomitas.

No hay que olvidarse de la importancia de los detalles, la música es clave para ambientar cualquier evento, algo muy fácil es recurrir a elaborar listas de Spotify, eso si, necesitarás cuenta premium o conexión a internet, si es un gran evento, un DJ o un grupo de música son la mejor opción. Sorprende con las bebidas, si vas a usar hielo, recurre a meterle fruta dentro, como un trocito de limón, incluso atrévete a meterle una hoja. Por último, sorprende con algún regalito, esto no falla y harán que tengan un recuerdo permanente de tu evento.