No existen fricciones en la oposición de Ciudadanos, PP y Vox ante la investidura de Pedro Sánchez, dado que los 3 consideran que se trata de una afrenta a la Constitución; esa es la razón por la cual Pablo Casado inicio su más reciente discurso reivindicando tanto la Constitución como a Felipe VI, a fin de defender a ambos de los ataques por parte de Bildu, la CUP y ERC.

Dicho discurso logró producir, en la margen derecha del Hemiciclo, no solo el aplauso de Vox, sino también gritos tanto de “¡viva el Rey!” como de “¡Viva España!”. Después de esto, ha deseado homenajear a las víctimas vejadas por el terrorismo, el día domingo durante el Congreso por los albaceas de ETA.

Cuando Sánchez hace referencia a desjudicializar la crisis catalana, Casado considera que pretende quitarle a la Justicia su espada con el propósito de clavársela a la separación de poderes por la espalda. Por lo que lo ha acusado de ser Ultra, tanto él como cada uno de los que lo apoyan. Asimismo, ha insistido que ahora la disyuntiva la tiene Sánchez, quien o traiciona a sus aliados o impulsa la ruptura de España.

También lo acusó de encontrar mayor comodidad junto a los que atacan que a un lado de quienes se rigen por la Constitución; por lo que según el presidente del PP, Sánchez ha dejado de ser constitucionalista.

Aunque le ha señalado que únicamente se debe conservar el legado de la Transición, en lugar de hacerla nuevamente. Indicó igualmente que jamás propondrán que el temor cambie de bando, debido a que no cuentan con un bando, ya que un país no está compuesto por un par de bandos; y dijo que en el caso de Sánchez, no resulta ser de este modo, ya que él mismo es su única patria.

Vox: el nuevo Gobierno es resultado de la traición y la mentira

Igualmente, Abascal, líder de Vox, ha rechazado rotundamente la investidura de Sánchez, afirmando que el nuevo Gobierno es resultado de la unión de “la traición y la mentira”. Abascal acusó al líder del PSOE de arrodillarse frente a diputados independentistas quienes se han confabulado tanto contra la Constitución como contra el Congreso, al mismo tiempo que busca el “beneplácito de ETA” junto a la izquierda abertzale.

Destacó que ETA es la empresa aseguradora tanto de la investidura como del golpe institucional que PSOE se encuentra dando; y que esto únicamente podría acabar con la impunidad, el blanqueamiento y un referéndum.

Ciudadanos: Pactar con ERC no puede ser progresismo

Inés Arrimadas también reprocho la indiferencia de Sánchez al escuchar como sus socios hacen referencia a presos políticos y señalar que poco les importa la gobernabilidad del país.