María Luisa Carcedo ministra de Sanidad en funciones, aseguró que la causa de intoxicación alimentaria por listeria tiene su origen en la fábrica de la empresa Magrudis situada en Sevilla, así como el sitio donde se fabricó la carne mechada, con la cual se contaminaron cerca de 150 personas.

Esto lo confirmó la funcionaria de Sanidad ante los periodistas cuando realizó la visita al Centro de Atención a Personas con Discapacidad Física C.A.M.F. de Leganés en Madrid, organización adjunta del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso).

Carcedo explicó que por lo pronto hay que realizar las investigaciones del caso, al igual de conocer cuál es la fase del proceso de producción del alimento, cómo y por qué se produjo la contaminación. Por ahora ya dio instrucciones para la clausura de la fábrica y el retiro de los anaqueles de todos los productos que quedan en existencia.

Al ser consultada sobre el porqué del retraso en declarar el brote, María Luisa Carcedo no quiso dar respuesta. Se limitó a decir: “Son situaciones importantes porque involucran la salud de los seres humanos.

A mí me agradaría tener los datos en la mano para aclarar dudas, así como contar con los análisis ya corroborados y actualmente estamos trabajando en ello. Ya percibiremos si tardamos o no en comunicar o declarar la alerta. “No es a mí a quien le corresponde si se hizo tarde o no”, enfatizó.

¿Qué es la listeriosis?

Una infección producida por la ingesta de alimentos contaminados por la bacteria  ‘Listeria monocytogenes’, la misma está presente en animales domésticos y salvajes, así como en los suelos y en el agua. La leche y sus derivados pueden portar la bacteria.

Esta causa una dolencia gastrointestinal; puede incluso  desencadenar en una meningitis (inflamación de las membranas que cubren el cerebro) o septicemia (infección en la sangre), hasta acarrear partos de mortinatos en animales domésticos o aborto espontáneo.

El brote de listeriosis ocasionado por la carne mechada elaborada en la compañía sevillana Magrudis SL ya ha tenido consecuencias a nivel mundial.

El Ministerio de Sanidad activó los sistemas de alarma y envió la comunicación respectiva a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los funcionarios europeos  para que lleven a cabo las pesquisas pertinentes e identifiquen los eventos de listeriosis en otras naciones.

Manifestaron las fuentes del ministerio que hay que tomar urgentes medidas para prevenirla, ya que los  turistas tienen gran posibilidad de obtener la enfermedad en España por ingerir productos contaminados, aunque aún no hay hechos reportados por ahora.

Begoña López, miembro de la Sociedad Andaluza de Epidemiología señaló que los brotes podrán seguir aumentando en los próximos 20 días desde que se elimine definitivamente del mercado la carne infectada.