Esta semana, tres altos cargos de supervisión del Banco de España presentaron su dimisión, ya que fueron llamados a declarar como investigados en la Audiencia Nacional en el caso del banco más tristemente famoso de los últimos tiempos: Bankia. Ayer, la Comisión Ejecutiva del órgano admitió dichas renuncias y ha hablado de su implicación.

La actuación del Banco de España respecto a Bankia

Los tres altos cargos de supervisión imputados son Mariano Herrera García-Canturri, Pedro González González y Pedro Comín Rodríguez. El supervisor de los tres ha dicho que agradece el tiempo que han trabajado para ellos y que tienen todo su apoyo. Y, en relación con la labor del Banco de España en el caso Bankia, ha comentado que cree que en el juicio se podrá ver cómo actuó la formación recapitalización de dicha entidad. Además, también comentó que tenía confianza en los tres ex altos cargos.

Los investigados  fueron los encargados del Banco de España en ayudar a que BFA-Bankia saliera a bolsa. Y mientras que la sala de lo penal de la Audiencia Nacional ve indicios suficientes para investigarlos, el organismo cree en ellos.

El supervisor de los tres altos cargos también ha dicho que confía que, gracias a las declaraciones de sus antiguos empleados, se permitan aclarar todas las dudas con respecto a la salida a Bankia que hubieron en relación con el trabajo realizado tanto por el Banco de España como por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

También ha comentado que en todo momento se ajusto a la normativa existente para la salida a bolsa y recapitalización de Bankia, que se cumplió el principio de estabilidad financiera y se realizó todo en base al interés general, que son las bases en las que siempre se mueve el Banco de España en relación con todas las entidades del país.