El fondo de inversión Green Oak junto al Grupo inmobiliario Ibosa, llevaran a cabo la construcción de un complejo residencial ubicado en la Isla de Chamartín, el cual contará con 208 residencias que tendrán de 1 a 4 dormitorios, una inversión que supera los 86 millones de euros, incluyendo la adquisición de los terrenos.

La obra dispondrá de una torre principal que tendrá 23 plantas y al menos 77m de alto, la misma será bautizada bajo el nombre de “Australis”, además de realizar dos  bloques con una altura más pequeña.

Asimismo, las casas, las cuales poseen un coste que varía de 227.000 a 805.000 euros, se comenzaran a vender a partir del próximo mes. Las edificaciones estarán ubicadas no muy lejos de las oficinas de varias grandes empresas, razón por la cual los promotores de este proyecto esperan que los mismos sean comprados por inversionistas en aproximadamente un 35% (los cuales las alquilarán después) y por usuarios finales en al menos un 65%.

La entrega de las viviendas será llevada a cabo por etapas una vez que se empiecen a erigir los edificios, justamente durante primer trimestre del próximo año.

Madrid tendrá un nuevo rascacielos de viviendas

En el transcurso de los primeros meses del año 2020, los inquilinos de los dos edificios entrarán a vivir en sus hogares y al llegar a la mitad de ese mismo año, será el turno de aquellos inquilinos que habitarán la torre principal. Esta Torre, se encuentra divida en tres núcleos, por lo que la pieza del medio juega a girar encima de la inferior y la superior, logrando así un movimiento en la fachada.

El conjunto residencial se encuentra ubicado bastante cerca de diferentes infraestructuras de transporte público, como paradas de autobús, metro y o cercanías; cerca de distintos  servicios como hospitales y colegios, cerca de áreas de entretenimiento y centros comerciales, cines, gimnasios, etc…

Igualmente, el conjunto el residencial dispondrá de una zona de ocio especialmente para los propietarios ubicada en la planta 23 de la torre principal, la cual contará con áreas “Chill Out” panorámica, gastroteca y área de agua que tendrá una cascada. Asimismo, en la primera planta se encontrará un gimnasio completamente equipado, además de un jacuzzi y spa con sauna.

Las áreas comunes tendrán un muy cuidado proyecto de paisajismo, además de que instalarán en ellas dos piscinas desbordantes y con cascada, una para niños y otra semi-olímpica, al igual que una pista para ser utilizada deportivamente y una de pádel.

Sin embargo, se puede decir que indudablemente lo más novedoso que tendrá esta construcción, será aquello que desde Ibosa bautizaron como “New York Life Style”, que cuenta con una serie de servicios completamente inusuales dentro del territorio español, como lo es el denominado “Concierge”.