La segunda selección de la Sala Penal en la Audiencia Nacional, acordó la citación con todos los testigos como en el caso de Mariano Rajoy, y cada uno de los ex secretarios generales  de los que es el PP en el juicio de papeles de Bárcenas, con la finalidad de explicar el conocimiento que poseen de la Caja B de dicho partido.

La sala, que fue regida por José Antonio Mora Alarcón, dio el visto bueno para la batería de los testificantes que fue solicitada hace unos cinco años por parte de Luis Bárcenas, tesorero de PP, dentro de las que están las pertenecientes a los principales dirigentes de dicho partido por 30 años.

Dentro de esta lista se encuentra Francisco Álvarez, Javier Arenas, Ángel Acebes y María Dolores de Cospedal. Sumados a ellos se encuentran Rajoy y Aznar, por la petición de la Izquierda Unida y por la Asociación de los Abogados Demócratas por  Europa, comparecidos de la causa, de manera respectiva.

Esta va a ser la primera vez en la que Aznar tendrá que dar una explicación acerca de la caja B de dicho partido dentro de la Audiencia Nacional.

El presidente de PP en el año 1990 hasta el 2004, hasta el momento solamente respondió las preguntas acerca de la comisión de la investigación del congreso, donde se desentendió por completo la trama de la corrupción.

Rajoy por otra parte, tuvo que mostrarse como un testigo para el juicio que pertenece al caso Gürtel, dentro de un testimonio que genero consecuencias graves, puesto que la audiencia fue capaz de cuestionar la credibilidad en dicha sentencia y todo eso fue una excusa usada para la presentación de la moción de tacha que expulsó al PP de todo el poder y alzó a Pedro Sánchez hacia la Moncloa.

La audiencia Nacional autorizó la citación, como testigo, por parte del secretario general de la Alianza Popular en el año 1979 hasta 1986, Jorge Verstrynge, como se encuentra reflejado en el auto al cual accedió El Mundo, donde se encuentra incluida la presentación  de todos los ex tesoreros de dicho partido.

Bárcenas ha pedido la citación de cada uno de ellos para hacer el intento de acreditar, primeramente la existencia de una contabilidad doble dentro de la formación conservadora partiendo de su nacimiento y de la cual conocían acerca de los máximos responsables en dicho partido en las distintas épocas, a los cuales el ex tesorero ha atribuido la recepción y también la gestión de todo el dinero negro o también de la asignación de cada sobresueldo en B para los altos cargos.